“ES UNA PÉSIMA SEÑAL REMOVER A AUTORIDAD UNIVERSITARIA POR CRÍTICAS A LA REFORMA”

Revolución Democrática afirmó hoy que la petición de renuncia a la rectora de la Universidad de Aysén, Roxana Pey, es “una pésima señal” que “sienta un mal precedente respecto de la autonomía universitaria”, muestra la “inconsistencia del gobierno” y suma “dificultades innecesarias” a la reforma de la educación superior.

El partido entregó una declaración pública en la que expresa su respaldo a la rectora, cuestiona la petición de renuncia por parte del Mineduc y expresa la necesidad de que se llegue a un acuerdo que fortalezca el proyecto de una universidad estatal, formulado con la participación de los actores locales.

La declaración pública de Revolución Democrática señala:

1- Manifestamos nuestro apoyo y solidaridad con la rectora de la Universidad de Aysén, Doctora Roxana Pey, y respaldamos su decisión de que, en virtud del cargo que ostenta, no corresponde a la autoridad ministerial pedir su renuncia, violentando la autonomía universitaria.

2.- Es una pésima señal remover a una autoridad que ha formulado críticas legítimas al proceso de reforma a la educación superior, considerando que una universidad es y debe ser un espacio de debate. Vemos con preocupación, además, la remoción de la única mujer miembro del Consejo de Rectores (CRUCH) y que, nuevamente, desde Santiago se defina el futuro de las demás regiones, sin escuchar a la comunidad local.

3.- Esta decisión sienta un muy mal precedente respecto de la autonomía universitaria y de la voluntad de construir nuevas universidades estatales regionales que sean lugar de desarrollo del pensamiento crítico y plural, propio de la vida universitaria que, anhelamos, tenga un pilar fundamental en las universidades del Estado.

4.- Con este acto el gobierno muestra una inconsistencia entre lo que predica y lo que practica, sumando innecesariamente dificultades a un proyecto de Reforma a la Educación Superior que no da cuenta a cabalidad ni de los compromisos programáticos adquiridos con la ciudadanía ni de las demandas que hemos sostenido junto a miles de chilenos desde el Movimiento Social por la Educación. Si la preocupación real del Gobierno es la viabilidad de este proyecto, que se manifieste en la voluntad presupuestaria para ejecutarlo.

5.- Expresamos la necesidad de que prime la capacidad de las partes de llegar a acuerdos bajo un marco de pluralismo y velando, en primer orden, por la necesidad de contar con una universidad estatal en la región que de cuenta de un proyecto formulado con la participación de los actores locales.