Editorial | 11 de septiembre

Por Carolina Pérez, jefa de gabinete de la senaturía; y Juan Ignacio Latorre, senador por la 6ta Circunscripción e integrante de la Comisión de Derechos Humanos, Nacionalidad y Ciudadanía.

Nuevamente conmemoramos un 11 de septiembre, fecha que nos recuerda cómo nuestro país perdió su democracia a manos de una dictadura cívico militar sangrienta y dejó miles de víctimas con las que como país aún tenemos pendiente memoria, justicia y reparación. Esta semana nos visitó en el Congreso Haydée Oberreuter, quien debido a las torturas que sufrió en manos de agentes de la Armada, perdió a su hijo de solo cuatro meses de gestación. Su lucha por justicia ha conmocionado al país y pone sobre la mesa la realidad de muchísimas mujeres que resistieron la dictadura.

Fuera de toda caricatura, que ha retratado a las mujeres durante la dictadura principalmente como quienes buscaban y esperaban a los hombres -quienes resistían y luchaban-, el ejemplo de Haydée nos recuerda que las mujeres fueron decisivas en la lucha contra la dictadura, siendo dirigentes estudiantiles, desde el trabajo en sus barrios, en la clandestinidad  o como parte de orgánicas políticas a lo largo del país. Un claro ejemplo es ‘La Venda Sexy’, el infame nombre que recibió el centro de tortura especialmente dirigido a mujeres y que hoy se encuentra a la venta en el mercado inmobiliario, en línea con lo que ha sido la invisibilización de la labor de resistencia de las mujeres y la vulneración de sus derechos humanos.  

Desde Valparaíso, como equipo senatorial nos hemos visto pequeños ante la grandeza de organizaciones como Mujeres en Zonas de Sacrificio en Resistencia, quienes luchan por la salud de la ciudadanía y por el cuidado del medio ambiente. Mujeres como las que forman parte de Modatima, que trabajan desde comunidades secas, luchando por la recuperación democrática del agua como un derecho humano y bien común garantizado en nuestro país. Todas estas mujeres se enfrentan a corporaciones y empresas que las superan ampliamente en recursos y poder. Se enfrentan también a la principal causa de violación de derechos humanos en nuestra región  y quizás uno de los temas que más nos desafían hoy: los conflictos socioambientales y la emergencia climática.

Este septiembre, nuestra reflexión es sobre todas las mujeres que luchan y que han luchado, tanto en contra la represión que vivimos en Chile durante la Dictadura, como las que se enfrentan a las violaciones a los derechos humanos en democracia y que marcarán el desarrollo del siglo XXI