Comunicado por Aniversario de la Muerte de Juan Pablo Jiménez

El recién pasado 22 de febrero se cumplió un año desde la muerte de Juan Pablo Jiménez, dirigente sindical de la empresa de Ingeniería Azeta, en extrañas condiciones, en dependencias de la empresa en que trabajaba.
Murió mientras realizaba su actividad sindical; revisando los papeles que iban a ser presentados al día siguiente en una audiencia ante Tribunales laborales por vulneraciones a los derechos laborales de sus compañeros por parte de la empresa.
Las circunstancias de su muerte aún no han sido esclarecidas del todo. En un principio, la Policía de Investigaciones afirmó la tesis de que el trabajador había sido impactado por una “bala loca” que viajó desde una población cercana al lugar del deceso, por más de un kilómetro de distancia, impactando aleatoriamente la cabeza del sindicalista.
Pero en el mes de noviembre pasado, peritajes particulares contratados por la propia familia y amigos del dirigente muerto, desmintieron que la teoría de la policía civil no era tan clara como en un principio se había presentado. De acuerdo a la nueva teoría, la bala podría haber sido disparada, incluso desde dentro de las dependencias de la empresa y de forma directa en la cabeza del trabajador.
Sin embargo, aún no ha aparecido ninguna autoridad pública haciendo eco de la noticia, ni se han puesto esfuerzos específicos para traer justicia para la familia de Juan Pablo Jiménez ni sus compañeros sindicalistas. El Informe de la Comisión de Expertos en Aplicación de Convenios y Recomendaciones del año 2014 que emite la Organización Internacional del Trabajo (p.105), sí toma nota del hecho y llama a las autoridades nacionales a tomar cartas en el asunto.
Como Frente de Trabajadores de Revolución Democrática hacemos un llamado a las autoridades del país, así como también a quienes hacen ejecutar la Ley Penal para que pongan sus esfuerzos en esclarecer la muerte de Juan Pablo Jiménez y para que no quede impune el asesinato de un ciudadano de nuestro país y menos de un dirigente sindical que dió la vida por sus compañeros.
Por eso convocamos a todos nuestros, adherentes, miembros activos y simpatizantes para que marchemos este jueves 27 de febrero y nos juntemos a las 19:00 horas en el frontis de la Biblioteca Nacional, mostrando nuestro compromiso y nuestra disposición a ayudar en el esclarecimiento del asesinato de un sindicalista en nuestro país.
Frente de Trabajadores de Revolución Democrática