En apoyo a las demandas del Sindicato de Trabajadoras de Casa Particular

Este domingo 24 de noviembre se celebró el Día internacional de las trabajadoras de casa particular y SINTRACAP lo conmemoró con una movilización para recordar sus victorias y exigir sus derechos. Ésta es la declaración del Frente de Trabajadores de Revolución Democrática en apoyo a sus demandas.
El movimiento de trabajadoras de casa particular en los últimos años ha logrado avances muy importantes en la mejora de sus condiciones laborales. De ser un sector excluido de los beneficios que los demás trabajadores por ley tenían, han trabajado lentamente en su equiparación y hoy están llegando a los mínimos que la ley garantiza para todos. Antes una trabajadora doméstica solo tenía derecho a recibir el 75% del sueldo mínimo, y hoy tiene derecho al 100%.
Pero a pesar de los avances, todavía ese sector de las trabajadoras del país sufre del abuso de los patrones, avalado por nuestra ley
laboral. Aún no cuentan con jornadas laborales decentes que les permitan descansar entre jornadas y tener una vida familiar como todos nosotros. Además, es un sector absolutamente invisible para los órganos fiscalizadores, los cuales no tienen facultades para entrar en los domicilios particulares para constatar las condiciones mínimas de dignidad en el trabajo. Y mientras no se garantice una fiscalización, no podemos decir que sus derechos se respeten, pues no se tiene la posibilidad de que un órgano los haga cumplir de forma obligatoria. En este sentido, el Estado ha abandonado a estas trabajadoras al abuso de sus empleadores, lo que es necesario cambiar de forma urgente.
Reconocemos también la importancia y urgencia con que debe ratificarse el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo que establece condiciones mínimas de dignidad para la labor de las trabajadoras de casa particular y que aún duerme en el Congreso, a pesar que el Gobierno de Sebastián Piñera lo suscribió y comprometió su ratificación.
En este sentido, el Frente de Trabajadores de Revolución Democrática reconoce la importancia, dignidad y coraje del movimiento de
trabajadoras de casa particular, organizado entre trabajadoras que no comparten ni lugar de trabajo, ni los mismos empleadores, por lo que su cohesión es admirable y debe ser un modelo a seguir para todos los trabajadores del país. Además, nos comprometemos con la causa de las compañeras en su lucha por mejorar sus condiciones de trabajo, reivindicando el rol tan importante que tienen en nuestra sociedad y el merecido reconocimiento que se les merece.
Frente de Trabajadores de Revolución Democrática