Carta de parlamentari⭑s de oposición a Piñera insiste en un cambio de estrategia: “La obstinación del Gobierno cuesta vidas”

Ante el aumento de casos, falta de transparencia y contradicciones entre la información entregada por el gobierno, representantes de ambas Cámaras entregaron una misiva al Presidente llamando a modificar la forma en que se ha abordado la crisis por Coronavirus y “enmiende decisiones que le pueden terminar costando mucho más caro de lo que ya ha significado para el país”.

La presidenta del Senado Adriana Muñoz, el vicepresidente del Senado Rabindranath Quinteros, el segundo vicepresidente de la Cámara de Diputados y Diputadas Rodrigo González, parlamentari⭑s de oposición -entre ellas y ellos, integrantes de las comisiones de salud-, enviaron una carta al presidente Sebastián Piñera, en la cual instan al gobierno a tomar una serie de medidas y cambiar la estrategia con la cual han enfrentado la crisis por COVID-19.

En el documento, aseguran que esta modificación es necesaria, debido a que la información entregada por las vocerías del Ejecutivo contrastan con los reportes entregados por las Unidades de Tratamientos Intensivos de los hospitales de la Región Metropolitana, que aseguran que muchos recintos asistenciales están al borde de sus capacidades.

El diputado e integrante de la Comisión de Salud, Miguel Crispi (RD), indicó que la carta fue enviada “al presidente Piñera exigiendo y demandando un cambio en la estrategia”, ya que, según el parlamentario, “las cifras empeoran día a día y el gobierno insiste en un tono muy triunfalista, señalando que no estamos ni cerca del dilema de la última cama, cuando sabemos que todos los días hay pacientes, al menos en los hospitales de la Región Metropolitana, que están falleciendo porque no tienen acceso a una cama, al equipamiento y personal porque el sistema está desbordado, y para eso necesitamos un cambio en la estrategia que es lo que señalamos en esta carta”.

Las principales medidas que se instan son:

1. Supresión de la pandemia, basada en la atención primaria, abandonando la estrategia de mitigación, lo que implica :

  • Mantener y aumentar  medidas radicales de distanciamiento social y las cuarentenas, hasta lograr un control real de la epidemia.
  • Optimizar testeos y rastrear los casos, mejorar aislamiento y seguimiento de casos sospechosos y confirmados a través de la Atención Primaria de Salud.
  • Residencias sanitarias con cupos suficientes para quienes no cuenten con condiciones para cumplir aislamiento en domicilio.
  • Indicadores públicos de efectividad de estrategia, que permitan seguimiento y mejora.

2. Formación de un Comité de Crisis, sostenida en un política de transparencia total, para recuperar la confianza, que incorpore a representantes de los tres poderes del Estado, Alcaldes, representantes de la sociedad civil, expertos y académicos, y que además tenga una expresión regional.

3. Estabilidad económica a las familias a través de una Renta Básica de Emergencia, ingreso universal que asegure a las personas poder cumplir con las medidas sanitarias; prohibición del corte o suspensión de servicios básicos, pago de dividendos y suspensión del cobro de créditos por deuda universitaria. Estas medidas debieran financiarse a través del uso del fondo de Estabilización Económica y Social (FEES).

Tenemos toda la esperanza de que el gobierno escuche, escuche a la sociedad civil, escuche a las fuerzas políticas que no son del oficialismo, escucha a la comunidad médica, a la mesa social, al consejo asesor y enmiende decisiones que le pueden terminar costando mucho más caro de lo que ya ha significado para el país”, comenta el Diputado de RD.

Revisa el documento completo.