Ciudad y democracia abierta: el compromiso de Letelier

“Me di cuenta que si uno quería cambiar las cosas, hacerse disponible” Francisco Letelier, precandidato a diputado por Talca.

Autodefinido como un “talquinófino”, el sociólogo –que representa al movimiento Revolución Democrática- explica que su intención principal es “ciudadanizar” la política.

TALCA.- Es uno de los tres candidatos que el naciente movimiento Revolución Democrática presentara en noviembre próximo para acceder al Congreso. Se trata del sociólogo Francisco Letelier, quien define su postulación como una oportunidad para “ciudadanizar” la política.
Letelier cuenta que su recorrido para llegar al movimiento Revolución Democrática proviene del conocimiento de su trabajo en la ONG Sumaule, particularmente, en el tema de reconstrucción durante los últimos tres años.
Producto de ello, se configuro un encuentro en el cual se decidió la creación de un territorio de Revolución Democrática en Talca, donde Francisco Letelier  participo como coordinador. El resto de la historia continúa con la petición para que encarne los valores de la centro-izquierda, desde la mirada ciudadana.
“Lo que sucede en Talca no tiene que ver solamente conmigo. Tiene que ver con una corriente de trabajo ciudadano que se ha venido desarrollando en los últimos diez años, que está tratando de expresarse de otra manera y, después de la fuerte derrota que tuvo la oposición en Talca en las municipales, tomo más fuerza la idea de nuevos liderazgos”, afirmó.
Dices que encarnas los valores de la centro-izquierda, ¿qué opinión tienes de los partidos de esa corriente en Talca que te llevaron a no postular dentro de uno de ellos?
“Nunca he renegado de los partidos políticos, creo que son un instrumento necesario, pero creemos que son una estructura que está absolutamente desfasada con las demandas y aspiraciones ciudadanas. De hecho, creo que al interior de los partidos, en sectores más jóvenes, hay críticas en la forma en que se están conduciendo.
Hay un tema de prácticas políticas y de centralismos que hace que los partidos no se pongan en sintonía con la ciudadanía. Además, creemos que los partidos políticos tradicionales también tienen que respetar y abrir las posibilidades para las personas que sentimos que hay otra forma de hacer política y que no es desde dentro de los partidos”.
¿Cuáles son esos ejes programáticos de la candidatura?
“Creemos que hay que avanzar a una reforma más de fondo en nuestro país y ahí tenemos una diferencia con algunos partidos. Hay que avanzar en reformas sustantivas a la constitución con una asamblea constituyente, una reforma educacional profunda, a la salud, laboral y tributaria, y creemos que podemos empujar para que el próximo gobierno asuma también esos temas, sea cual sea”.
¿Qué tan avanzada esta la posibilidad de tener una primaria abierta en Talca y que estés participando en ella?
“Lo que está bastante instalado es que la primaria es una cosa de sentido común y nos sentimos orgullosos de haber hecho una colaboración para eso en Talca. Creo que hoy en día hay una  opción bastante generalizada de que la primaria es un mecanismo virtuoso, sobre todo porque permite desplegar nuevos liderazgos, evita que las decisiones se centralicen y da pie a debatir. Hay todo por ganar y poco por perder.
Creo que los partidos de oposición están por las primarias y es prácticamente un hecho que en Talca la vamos a tener”.
¿Por qué optaste por competir para el Parlamento y no para una representación en las municipales?
“Nunca he tenido la ambición de ser concejal, alcalde o parlamentario, sino que mi intención es mejorar la sociedad. Muchas veces me ofrecieron cargos públicos durante el periodo de la Concertación y nunca acepte porque pensé que mi lugar era fortaleciendo la sociedad civil. Pero lo que me ha pasado en lo personal es que me shockeó la derrota municipal en Talca y me di cuenta que si uno quería cambiar las cosas había que hacerse disponible. No quería ver la elección en noviembre sin caras nuevas, sin ideas ni debates”.