Columna | El tren eléctrico, transporte en tiempos de Emergencia Climática

Por Claudio Martínez, Consejero Político O’Higgins.

La electromovilidad se ha tomado la agenda en cuanto a transportes con baja huella de carbono se refiere, los buses eléctricos en Santiago son un ejemplo de ello, pero existe un transporte que les lleva más de cien años de ventaja; el tren eléctrico que existe desde 1897, que combinado con una matriz energética cada vez más limpia, es el transporte ideal en tiempos de emergencia climática en Chile y el mundo.

Cada vez que se habla de revivir el tren en nuestro país, se etiqueta al autor de “vender nostalgia” o “amante de tecnología obsoleta”, sin embargo los números no dejan de apoyar la tesis que para la comunicación de pasajeros y transporte de cargas lleva la gran ventaja, lo anterior cuando lo comparamos con los medios de transporte imperantes.

Para un viaje de menos de 1000 kms, la huella de CO2 de un pasajero en automóvil es de 205g por kilómetro, en un avión de 168g por km, mientras que el pasajero que prefiera el tren tendría apenas 3,4g por kilómetro, según el Ministerio de Desarrollo Sostenible y Energía Español, país que tiene una extensa red de trenes regulares y de alta velocidad. En el transporte de mercancías solo hace falta realizar el ejercicio de comparar cuántos containers puede transportar un camión diesel versus las decenas que puede transportar un único tren eléctrico.

Y no sólo el transporte de larga distancia es necesario en tiempos de emergencia, los trenes de cercanía y tranvías en las zonas conurbadas de nuestro país podrían ayudar a disminuir la contaminación y de paso mejorar los tiempos de viaje entre el hogar y trabajo.

 Comunas altamente relacionadas merecen una mejor y más limpia conexión; Coquimbo- La Serena, Puerto Montt-Alerce-Puerto Varas, San Fernando-Rancagua-Machalí y San Calos- Chillán-Bulnes, son algunos de los ejemplos de zonas urbanas altamente dependientes, en donde cada año la calidad del transporte baja y la contaminación sube.

¿Que la inversión es alta? Sí, pero cada kilómetro de alto estándar de vía férrea electrificada es por mucho más barato que el kilómetro del Metro de Santiago. Si empezamos pronto y por etapas, como política de Estado duradera, estaremos a tiempo de bajar los contaminantes asociados al transporte, mejoraremos la calidad de vida de millones de chilenas y chilenos, y combatiremos sobre rieles la Emergencia Climática.