Columna | Escuela de Líderes y Lideresas por la Emergencia Climática y Ecológica

En el año de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco del Cambio Climático (COP 25), nuestro país recibe a la comunidad internacional como una sociedad que vive diariamente las contradicciones del modelo de desarrollo neoliberal. El crecimiento económico experimentado desde el retorno a la democracia se vio enfrentado en recientes años a la movilización social y política que apuntaba a las grietas del modelo, a la nula redistribución de la riqueza que nuestra economía generaba. 

Este año queremos tomar la oportunidad que nos proporciona la COP y delinear un camino de transformación estructural de nuestra economía, que nos permita asegurar un futuro para todas y todos. Un horizonte de acción que promueva la idea de que la Crisis Climática y Ecológica será el principal desafío del siglo XXI y que las herramientas que nos proporciona la economía y la política hecha en códigos añejos no funciona. El llamado es a construir una propuesta que asegure bienestar para todas y todos, que democratice la administración de los bienes comunes y redefina nuestra democracia. 

Con este objetivo en mente, la Coordinación de Cambio Climático del partido desarrollará durante los meses previos a la COP 25, una Escuela Nacional de Cambio Climático. En ella esperamos poder construir de manera conjunta un lenguaje común sobre la crisis a partir de datos, experiencias y metodologías participativas. Consideramos que es crucial llevar el debate sobre las causas y consecuencias de este proceso, que ya experimentamos día a día, a la mayor cantidad de espacios en las regiones con compañeras y compañeros del partido, en diálogo abierto con las personas, comunidades y organizaciones interesadas en la crisis climática. Asimismo, esperamos proporcionar un espacio para reflexionar y fortalecer la organización para definir estrategias de acción para iniciar la transición ecológica de manera inmediata.