Columna: La urgencia de un enfoque social en prevención, educación y no discriminación del VIH

Por Frente de Diversidad Sexual Región Metropolitana.

Al finalizar este día, en Chile casi 22 personas habrán adquirido el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), el año pasado eran 17 personas las que diariamente adquirían el virus.

De esas 22 personas viviendo con VIH, menos de 11 tomarán conocimiento de su estado serológico, 4 de ellas lo harán luego de tener una crisis de salud.

Al finalizar este día, 2 personas habrán fallecido por complicaciones derivadas del VIH, hoy se puede vivir con VIH pero siempre y cuando exista adherencia al tratamiento y no se sufra alguna enfermedad que complique el cuadro de salud de las personas.

Chile es el país latinoamericano con mayor aumento de nuevas transmisiones de VIH/Sida y es un país con una tasa de mortandad como consecuencia del VIH mayor a la media mundial.

Todos estos números son el reflejo del abandono de parte del Estado de Chile en esta temática, un abandono que está costando la salud y vida de muchas personas.

Las personas mayormente afectadas por esta situación son los hombres homosexuales u Hombres que tienen Sexo con Hombres (HSH), siendo más del 95% de las personas notificadas de VIH/Sida.

Este virus no discrimina, afecta a todas las personas independientemente de su orientación sexual o identidad de género, sin embargo, es la población homosexual la mayormente afectada, específicamente las personas entre 21 y 30 años, lo cual implica una baja en el promedio de edad de adquisición del virus en el último quinquenio.

Pero ¿a qué se ha debido este abandono por parte del Estado de Chile en materia de VIH/Sida? A nuestro parecer, principalmente a la visión excesivamente biomédica que se ha dado a esta temática. Se pensó que las políticas públicas sobre VIH deberían ir dirigidas de forma técnica, garantizando el acceso al tratamiento, abandonando el enfoque social en prevención, educación y no discriminación.

Es por eso que hoy tenemos las cifras, el diagnóstico, pero no las soluciones. La política estatal en esta materia se olvidó del rostro de las personas viviendo con VIH y de las vidas que esta condición de salud afecta. Se volvió repetitiva, buscando obtener resultados distintos realizando las mismas acciones que ya reportaban fracasos.

Chile hoy requiere un nuevo enfoque en materia de VIH, uno que se haga cargo de los que, consideramos son, tres pilares fundamentales: i) Prevención y educación; ii) Tratamiento Integral a las personas viviendo con VIH y iii) Nueva política de medicamentos.

Resulta fundamental incorporar una real educación sexual en los colegios, como política de Estado para enseñar a todas las personas cómo prevenir la adquisición del VIH y otras ITS. Se requiere una política contundente en materia de no discriminación hacía las personas viviendo con VIH y las personas pertenecientes a poblaciones claves.

Es tiempo de exigir y proponer cambios, de defender nuestro derecho a estar sanos, a la información y a la protección del Estado a nuestra salud sexual.

Vocabulario VIH
Persona Viviendo con VIH: Se prefiere este término para referirse a personas VIH positivas y se recomienda no utilizar el término “Portador” ya que posee una connotación negativa.Estado Serológico: Estado en el cual una persona tiene o no tiene anticuerpos detectables contra un antígeno específico. En el caso del VIH el estado serológico de una persona puede ser positivo o negativo.Población clave: Se refiere al grupo de personas que, por distintas características, requiere de una especial política de prevención en VIH/Sida. Las principales poblaciones claves son: Hombres Homosexuales, Personas Trans, Trabajadoras Sexuales y Hombres que tienen sexo con hombres (HSH). Se prefiere a este término por sobre “Población de riesgo” que posee connotación negativa.Transmisión / Adquisición: Se prefieren estos términos por sobre “contagio” debido a que: una enfermedad contagiosa es aquella causada por un agente infeccioso que puede sobrevivir fuera del cuerpo humano, es decir, en el medio ambiente, mientras que una enfermedad transmisible es la causada por un agente infeccioso que sobrevive fuera del cuerpo humano muy pocos minutos, lo que hace prácticamente imposible que infecte a otras personas a través del medio ambiente.