Columna|Más allá del matrimonio igualitario: ganemos escaños LGBTIQ+ en la Convención Constitucional

Por Estefanía Andahur y Rolando Suárez Sandoval, militantes del Frente de Diversidad Sexual RM.

Nos encontramos en un momento histórico que nos permitirá refundar las bases de nuestro país y, ante esa oportunidad, pensar en matrimonio igualitario como un horizonte, es deprimente. Lo que queremos es ganar, lo que Revolución Democrática debe ganar, son escaños LGBTIQ+ en la Convención Constituyente para que por primera vez en la historia de nuestro país nadie tenga que representarnos, sino que estemos ahí para hablar por nosotr⭑s mism⭑s y sea nuestro partido el que lidere.

La falta de representación de las disidencias sexuales en los asuntos públicos es preocupante. Causa de esto es que se haya instalado que la meta de este grupo sea alcanzar el matrimonio igualitario y que por lo tanto, no nos interesan o no tenemos cabida en otros temas de interés público, lo que es por lo menos llamativo cuando vemos que los crímenes de odio aumentan. Sólo en agosto una mujer lesbiana fue asesinada y un hombre fue torturado por hablar sobre su orientación sexual.

No le restamos importancia al matrimonio igualitario, el proyecto es un derecho que muchas familias necesitan, pero el retraso antojadizo de su tramitación revela algo mucho más profundo y que corresponde a la precaria situación de las personas LGBTIQ+ en todas las esferas de la sociedad chilena que reflejan la invisibilización de nuestras demandas en distintas áreas, como salud, trabajo, educación y, especialmente, la demanda ser parte de un sistema político que permita nuestra participación efectiva y en igualdad de condiciones. Donde sea que miremos en los espacios públicos, de toma de decisiones y de poder, no hay representación de personas LGBTIQ+, abiertamente LGBTIQ+.

Ante la violencia, desigualdad y nuestra total ausencia en lo público, el matrimonio igualitario no puede ser entendido como nuestra ambición, porque lo que necesitamos primero es tener vidas dignas, reconocimiento, presencia, ser parte de la convivencia social, de las decisiones… Por tanto tiempo los hombres, espejeándose entre ellos, pensaron que estaban construyendo el mundo idóneo dejando fuera a todo sujet⭑ que no fuera igual ¿Creemos entonces que realmente hay política si no estamos nosotr⭑s ahí?

Sigue a Estefanía Andahur en sus redes sociales de Instagram y Twitter.

Sigue a Rolando Suárez Sandoval en sus redes sociales de Instagram y Twitter.

Sigue al Frente de Diversidad Sexual RM en sus redes sociales de Facebook, Instagram y Twitter.