Declaración ante casos de violencia de género en Revolución Democrática

Hoy, 05 de agosto de 2018, y luego de un Consejo Político Extraordinario con la presencia de las representantes del Frente de Género del partido, la encargada de la Comisión de Fomento de Participación Política de Mujeres, la Directiva Nacional y el Consejo Político Nacional, declaramos lo siguiente:
La aspiración de convertirnos en una organización política mixta con un horizonte feminista es una tarea aún en desarrollo en Revolución Democrática. Las deficiencias de nuestra formación personal, de la institucionalidad y del marco jurídico nacional en el que operamos como partido, requiere que tomemos una postura decidida de cambios urgentes y radicales.
Como partido no estamos ni estaremos ajenos a episodios de violencia de género presentes transversalmente en nuestra sociedad. Pero sí podemos diferenciarnos en la manera cómo los enfrentamos, acogemos a las víctimas y sancionamos a los responsables.
Ante el caso conocido durante los últimos días, que involucró a un militante del partido como acusado de violación, queremos declarar como Directiva y Consejo Político Nacional de Revolución Democrática que ofrecemos disculpas a la víctima. Como organización, no estuvimos a la altura de la complejidad de las circunstancias, pues se llevó a cabo un proceso de investigación interno que no respondió en los tiempos requeridos para la gravedad del caso y que no aplicó la perspectiva de género suficiente para ofrecer garantías a la víctima y evitar su revictimización. Tampoco pudimos dar la contención ni el espacio de seguridad que toda víctima de violencia de género -expresada en cualquiera de sus formas- requiere para resguardar su integridad e intimidad.
Reconocemos el trabajo permanente de las mujeres feministas de nuestro partido, quienes por años han luchado para que RD adopte los cambios estructurales y culturales para hacer de esta institución una donde el feminismo sea realidad. A ellas también les hemos fallado.
Para esto, el partido impulsará en lo inmediato las siguientes líneas de acción:

  • Reforma del Tribunal Supremo, los Tribunales Regionales y toda la institucionalidad interna asociada a la solución de acusaciones de violencia de género, que dé celeridad y protección a las denunciantes. A través de un referéndum de nuestra militancia, buscaremos que esta reforma incluya que las causas graves vinculadas a violencia de género sean explícitamente incorporadas como causales de expulsión del partido. Este referéndum se hará en un plazo máximo de 60 días.
  • Capacitación integral en perspectiva de género a los y las integrantes de nuestros tribunales de ética, para que cuenten con las herramientas idóneas para tratar este tipo de casos, la que deberá ser requisito para los futuros candidatos y candidatas a ocupar estos cargos internos.
  • Establecimiento de una Comisión Investigadora que incluya organizaciones asesoras que garanticen independencia y rigurosidad en el tema de violencia de género con enfoque feminista y de derechos, para analizar las falencias existentes y soluciones necesarias. De existir responsabilidades, deberán ser puestas a disposición de las instituciones pertinentes para su análisis y eventual sanción.
  • Implementaremos un plan integral de prevención de la violencia de género al interior del partido que modifique prácticas y procedimientos de inserción, formación, sanción y comunicación haciendo obligatorio la formación en prevención de violencia de género entre los requisitos para postular a cargos internos o externos.
  • Mandatamos a nuestra bancada parlamentaria a impulsar las modificaciones legales necesarias, entre ellas a la Ley de Partidos Políticos, que otorgue mayores facultades para abordar de manera más efectiva denuncias de violencia de género. 

Reafirmamos que Revolución Democrática es un partido comprometido con impulsar la ética feminista en el actuar de sus órganos, autoridades, militancia y el proyecto de sociedad para Chile. Tenemos la convicción de que la erradicación de la violencia, mediante el cuestionamiento de las estructuras e instituciones partiendo por las propias, será la única forma de profundizar en justicia social para todos y todas.
 

Directiva Nacional y Consejo Político Nacional

Revolución Democrática