Declaración Comisión de DD.HH. por fin de secreto en Valech

14 septiembre, 2017 - 4 minutos de lectura

Ante el anuncio hecho por el gobierno el pasado lunes 11 de septiembre de poner fin al secreto de 50 años de la Comisión sobre Prisión Política y Tortura, mejor conocida como Comisión Valech I, como Comisión de Derechos Humanos de Revolución Democrática declaramos que apoyamos enérgicamente el fin al secreto de la Comisión Valech I, y su aprobación por la Comisión de Derechos Humanos del Senado, por cuanto permite avanzar en materia de justicia sobre los crímenes ocurridos durante la dictadura en Chile.

Del mismo modo consideramos que oponerse a dicha medida es perpetuar una política de impunidad hacia quienes por décadas exigen que se haga justicia y se esclarezcan las graves violaciones a los Derechos Humanos de quienes fueron victimas y/o familiares de victimas.

 

Consideramos importante señalar que el secreto de 50 anos establecido para los antecedentes y testimonios acopiados durante la Comisión sobre Prisión Política y Tortura (Comisión Valech I), perpetúa una situación de impunidad sobre los crímenes cometidos en dictadura, pues impide que tribunales y sus jueces puedan acceder a la información en ellos contenida, para llevar a cabo investigaciones judiciales sobre violaciones a los derechos humanos en Chile.
Si bien hay quienes sostienen que levantar el secreto es una medida que atenta contra la privacidad de las victimas, y por ende a su “protección”, este argumento es débil en cuanto a que:

i) El secreto se impuso después de terminado el Informe Valech, sin preguntarle a las víctimas si estaban de acuerdo con la medida y sus implicancias.

ii) El secreto impide que tanto tribunales de justicia como sus jueces, puedan acceder a información que aporte en la investigación de causas por violación a los Derechos Humanos cometidos en dictadura.

iii) Levantar el secreto no implica, como han planteado quienes se oponen a dicha iniciativa, que los antecedentes y documentos sean de libre acceso y consulta de cualquiera, sino que únicamente podrán ser consultados por tribunales en la investigación de causas por violaciones a los derechos humanos. Levantar el secreto de la Comisión Valech I implica, por lo tanto, en los mismos términos y condiciones que los establecidos en las comisiones Rettig y Valech II.

iv) Las investigaciones judiciales en procesos de víctimas por violaciones a los derechos humanos se encuentran sujetos a secreto sumario, lo que protege a las víctimas.

v) El argumento utilizado para mantener el secreto es que éste responde a la protección de las víctimas en función al objetivo de la Comisión, el que no es contribuir con la justicia, sino que esclarecer la situación de violación a los derechos humanos cometidos en dictadura. No obstante lo anterior, y en vista a la gran deuda pendiente y la necesidad de hacer justicia, es que se hace imperativo colaborar en los procesos de justicia en materia de derechos humanos, y terminar con el manto de secreto e impunidad que aún cubre a quienes no se han hecho responsables por las acciones de violencia cometidas en dictadura.