Declaración Oficial sobre Casa de los Derechos Humanos en Punta Arenas

Ante la publicación por parte del Ministerio de Bienes Nacionales del llamado a licitación del inmueble ocupado por Agrupaciones de Derechos Humanos de Punta Arenas declaramos nuestra oposición y ofrecemos la colaboración del Movimiento Revolución Democrática a las organizaciones de la sociedad civil de Magallanes que se están organizando para revertir esta arbitraria medida

El 2006 el entonces comandante en Jefe de la Armada, Rodolfo Codina, tras reunirse en Punta Arenas con las agrupaciones de DD.HH. y autoridades políticas de la época, accedió a traspasar al Gobierno Regional la propiedad ubicada en Calle Colón 636 para que fuera utilizada por los miembros de estas organizaciones. La casona, fue el principal centro de interrogatorios y torturaen la Región de Magallanes durante la dictadura militar de Pinochet

El Edificio que fuera utilizado desde el 2006 para honrar la memoria hoy pretende ser enajenado por parte del Ministerio de Bienes Nacionales. Creemos que para  la reparación simbólica y moral de las víctimas  de atropellos a los derechos humanos, para albergar múltiples actividades con el objetivo primordial de promover el respeto y la garantía de los derechos fundamentales y  la ineludible tarea de recordar para que Nunca Más, esta acción debe ser revertida.

El sólo hecho de pretender llevar adelante este acometido ministerial nos parece impropio de un País que necesita su historia para construir su futuro.

El respeto por los derechos humanos, preservar la memoria de lo ocurrido, promover una conciencia social que valore el recuerdo activo necesita de acciones afirmativas por parte de todos los organismos del Estado y la sociedad civil. Favorecer una memoria social que incida en la cultura política contribuyendo a consolidar la convivencia democrática para prevenir toda forma de autoritarismo. Buscamos esa verdad y justicia tantas veces demorada. Esas son las tareas con las que estamos comprometidos por eso repudiamos la acción del Ministerio de Bienes Nacionales de enajenar el inmueble que fuera tristemente conocido como el Palacio de la Risa en Punta Arenas.

Es por ello que desde nuestra profunda convicción democrática entregamos nuestra solidaridad y más amplio respaldo y  nos ponemos a disposición de las acciones que estimen contribuyan a lograr el marco legal para que el edificio de la Casa de los Derechos Humanos permanezca bajo la tutela de Unión Comunal de Organizaciones de Derechos Humanos de Punta Arenas.

Consejo Político
Revolución Democrática
04 de febrero de 2013