Declaración pública ante la descarga del buque Seikongen y la posible emergencia ambiental y sanitaria

 
El Frente Eco-Social de Revolución Democrática de la Región de Los Lagos, ante la descarga del
buque Seikongen y el riesgo ambiental y sanitario que supone dicha operación, declara:
1. La falta de información pública y en especial a las comunidades de Chiloé, Puerto Montt,
Calbuco y Osorno, es hoy preocupante. Los distintos actores sociales, genuinamente preocupados
ante la inminente descarga de los desechos tóxicos del Seikongen, no cuentan hoy con ningún tipo
de información relativa al Plan de Trabajo y Protocolos de Bioseguridad de la operación. Esto
genera molestia en la ciudadanía que nuevamente es relegada a ser un mero espectador ante este
tipo de hechos.
2. Preocupa especialmente que a través de la gestión del Intendente Sr. Harry Jürgensen, se ha
indicado el depósito de los desechos en la planta Ecoprial de la comuna de Osorno, la que ha sido
ampliamente cuestionada por el organismo fiscalizador. Claramente el Sr. Intendente no ha
considerado el problema que actualmente esta planta representa para los vecinos de Osorno,
coartando el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación.
3. El Frente Eco-Social RD Los Lagos se declara en estado de alerta debido a la insistencia por
parte de las autoridades y representantes de gobierno para forzar la gestión de estos desechos
aún ante el amplio rechazo social, expresadas a través de diferentes canales. Llamamos a las
vecinas y vecinos de Osorno a emplazar a las autoridades democráticamente electas, para
obedecer al mandato que a través del voto el pueblo le ha entregado, de administrar
responsablemente los recursos públicos velando por el bien común. Además, solicitamos a los
representantes provinciales y regionales a ejercer su rol fiscalizador, especialmente a la Comisión
de Medioambiente del Consejo Regional de Los Lagos.
4. Instamos a nuestra comunidad empoderarse y hacerse parte de la protección de nuestros
ecosistemas, buscando espacios de participación para establecer puntos comunes de acuerdo, por
ejemplo en una mesa transversal, democrática y ciudadana que aborde este y otros conflictos
socio ambientales.
5. Finalmente, proponemos que un medio ambiente libre de contaminación sea la prioridad de un
nuevo modelo de desarrollo sustentable, evitando crear zonas de sacrificio y resguardando el buen
vivir de nuestras comunidades. En este caso particular, instamos a buscar soluciones que no
consideren sólo aspectos económicos de la gestión de residuos, si no que se convoque a la
ciudadanía a ser partícipe del devenir de su medioambiente mediante la coordinación urgente de
diversos actores sociales.