Declaración pública en apoyo a la movilización de trabajadores de Fundación Integra

La Fundación Integra, dependiente de la Dirección Sociocultural de la Presidencia, liderada por la Primera Dama Cecilia Morel, cuenta con más de 1.200 jardines infantiles y modalidades no convencionales de atención, los que atienden a 90.000 niños y emplean a cerca de 24.000 trabajadoras y trabajadores. Los sueldos y asignaciones que perciben sus trabajadores son más bajos que los del sector público, situación que llevó a que en el año 2015 el entonces Presidente del Senado y el Ministro de Hacienda ratificaran un protocolo de homologación de sueldos y condiciones laborales con la JUNJI.

El 8 de noviembre de este año, los trabajadores y trabajadoras de Fundación Integra iniciaron un proceso de negociación enfatizando el cumplimiento de dicho protocolo. A pesar de esto, el pasado 1 de diciembre, el Ministerio de Hacienda a través de la DIPRES informaron que no sería posible cumplir el protocolo, aludiendo a restricciones presupuestarias para el año 2019. Como respuesta, sólo ofrecieron un 1,5% de reajuste para jardines infantiles y un 0% para oficinas regionales. Sumado a esto, no avanzarán en el cumplimiento del nuevo decreto que asegura un educador o educadora por aula.

En vistas del incumplimiento del protocolo por parte del Gobierno es que los trabajadores de la Fundación Integra iniciaron una paralización de actividades desde el lunes 3 de diciembre, sumado a tomas de oficinas regionales y la casa central. Tras una semana de movilizaciones, no han tenido respuesta ni han han logrado sentarse a negociar con el Gobierno.

Declaramos nuestro apoyo a la movilización y las demandas de las trabajadoras y los trabajadores de la Fundación Integra, pues creemos que otorgar condiciones laborales dignas y justas constituye un piso mínimo para garantizar una educación inicial de calidad. Chile debe avanzar hacia el reconocimiento social y material de aquellas labores que, realizadas mayoritariamente por mujeres, tienen por objetivo el cuidado y la enseñanza integral de las futuras generaciones.

Por tanto, el Gobierno no sólo ha faltado a la promesa realizada a miles de trabajadores de la educación inicial, sino que además le está fallando a los niños y niñas a quienes educan y atienden al precarizar sus condiciones de trabajo. Llamamos de manera urgente al Gobierno y a sus autoridades a dejar de posponer el diálogo y a cumplir con los acuerdos prometidos. Si los niños y niñas realmente van primero, también deben estarlo aquellos a cargo de su cuidado, educación y formación más temprana, lo que debe reflejarse en las asignaciones de recursos y en la voluntad para llegar a acuerdos que respondan a sus necesidades.

Senador Juan Ignacio Latorre

Diputada Maite Orsini

Diputada Natalia Castillo

Diputado Pablo Vidal

Comisión de Educación – Revolución Democrática

Frente Feminista – Revolución Democrática

Frente de Trabajadoras y Trabajadores – Revolución Democrática