Declaración pública ante el fallo condenatorio a la empresa Celulosa Arauco y Constitución (Celco)

Ante el fallo condenatorio de primera instancia por parte del juzgado de letras de Valdivia a la empresa Celulosa Arauco y Constitución (Celco) como autora del daño ambiental al humedal del santuario de la naturaleza del Río Cruces en el año 2004 y que derivó en la muerte de cientos de cisnes de cuello negro, el territorio Valdivia de Revolución Democrática declara lo siguiente:
1. Manifestamos nuestra conformidad con el fallo de la magistrada Gloria Hidalgo, y esperamos que la sentencia sea ratificada tanto por la Corte de Apelaciones, como por la Corte Suprema.
2. Esperamos que la empresa, ante el dictamen señalado por la justicia, se comprometa a ejecutar las medidas de mitigación, reparación y prevención correspondientes, así como contribuir a la conservación del bosque nativo.
3. Emplazamos públicamente a aquellos actores políticos de la zona que en reiteradas ocasiones han hecho oídos sordos (tanto funcionarios, como autoridades pasadas, en ejercicio y postulando actualmente a cargos de elección popular) ante las continuas malas prácticas ambientales y laborales por parte de la empresa, a que adquieran un compromiso formal por resguardar el patrimonio natural de nuestra región. Al mismo tiempo solicitamos que tanto la Universidad Católica, como la Universidad de Concepción, y otros actores del mundo de la ciencia que manifestaron que los hechos acontecidos eran “procesos naturales”, o “migraciones habituales”, reconozcan ante la ciudadanía lo erradas que fueron sus afirmaciones y que aclaren la relación que mantenían con la empresa en cuestión.
4. Solicitamos que se transparenten los aportes económicos de Celco a las distintas candidaturas, tanto al parlamento como al Consejo Regional, con el fin de asegurar la probidad y prevenir los posibles conflictos de interés.
5. Manifestamos nuestro más absoluto rechazo al ducto que la empresa Celco planea construir para evacuar sus residuos en la caleta de Mehuín, comuna de San José de la Mariquina.
6. Por último, ratificamos nuestro compromiso, como movimiento político naciente, con el patrimonio natural de la Región de Los Ríos y los recursos que de este derivan.
Valdivia, 1° de agosto de 2013.