Declaración Pública: Sobre el protocolo de acuerdo del Gobierno y la Oposición en materia de la Reforma Tributaria

Declaración Pública Directiva Nacional de Revolución Democrática.
Sobre el protocolo de acuerdo del Gobierno y la Oposición en materia de la Reforma Tributaria.

Como Directiva Nacional de Revolución Democrática vemos con preocupación la señal dada por el Gobierno y el Senado, que reedita la “política de los acuerdos” en el marco del sistema binominal.

 

Si bien como Revolución Democrática hicimos presentes nuestros reparos en el primer trámite en la Cámara, consideramos que la versión de este proyecto que había sido aprobada, aún sin tener la profundidad necesaria, implicaba un avance. Hoy, la ciudadanía chilena está viendo cómo un Gobierno que se declaró transformador cede frente a presiones de grupos económicos y políticos que actúan de forma mezquina, pasando por encima de la deliberación abierta en la Cámara de Diputados, desde donde incluso sectores dentro de la Nueva Mayoría han reclamado haber sido excluidos.

 

Los chilenos todavía no olvidan los brazos levantados el 2008, cuando la Ley General de Educación fue un portazo en la cara a los estudiantes por parte de la Alianza y la Concertación. Por otro lado, dado el acuerdo que hemos conocido, hoy resulta muy difícil imaginar que sea posible recaudar los recursos para una Reforma Educacional con la que Chile sueña, y que requiere de una alta inversión fiscal.

 

Hacemos un llamado a todas las fuerzas políticas que buscan defender la posibilidad transformadora de las reformas estructurales, a articularnos como una mayoría que demuestre el cambio de ciclo político que los chilenos esperan. La Cámara de Diputados es hoy el espacio de expresión de una mayoría social y política que superó la lógica binominal, distinta a un Senado que lamentablemente parece anclado en una lógica política que creíamos superada. Invitamos al diálogo político y a la construcción de nuevas alianzas que permitan que esta reforma sirva efectivamente al objetivo de financiar la transformación educacional y avanzar en equidad tributaria, o de lo contrario quede en evidencia que lo que las fuerzas conservadoras y los empresarios definieron, sólo podrá ser aprobado con los votos de la derecha.

 

Finalmente, y más importante aún, rechazamos tajantemente el llamado de la derecha, en palabras de Andrés Allamand, a replicar este mismo tipo de acuerdos inmovilistas en el caso de la Reforma Educacional. Como Revolución Democrática estaremos disponibles para la colaboración que permita implementar políticas públicas que alteren estructuralmente la desigualdad, y con participación ciudadana efectiva, como amerita un país que aspira al desarrollo, y como corresponde a un Gobierno que declara estar en el poder para lograr transformaciones reales. La deliberación y el consenso no son el problema, sino los tristes ejemplos como el del Senado y la Reforma Tributaria, donde una minoría defiende los intereses de los poderosos, pasando por sobre la voluntad popular de la gran mayoría. Esperamos que este traspié sea revertido en la Cámara de Diputados, y que hagamos efectiva la mayoría social y política que decidió por las reformas en las urnas.

Pablo Paredes, Nicolás Valenzuela, Jaime Sáez, Rocío Faúndez, Leonardo Rissetti
Directiva Nacional de Revolución Democrática