Declaración pública tras desalojo en el campamento Frei-Bonn en Calama

Declaración pública tras desalojo en el campamento Frei-Bonn en Calama Condenamos el desalojo forzado que afectó a más de 800 familias en el campamento Frei-Bonn en la ciudad de Calama este martes 30 y miércoles 31 de julio. Un desalojo que, una vez más, representa una violación del derecho a una vivienda adecuada que forma parte del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, suscrito por el Estado de Chile. Este asentamiento precario es el cobijo que se construyeron familias de bajos recursos, muchas de ellas inmigrantes, que no tienen acceso a un crédito hipotecario o a una vivienda debido a los altos precios que hoy tienen los arriendo.

La encuesta Casen 2017 reconoce en Calama un 30% de hogares viviendo en condiciones habitacionales precarias, y desde el 2013 el campamento Frei-Bonn se ha ido consolidando en un terreno municipal que antiguamente fue un basural. Entre 2015 y 2018 se dieron varios intentos de desalojo por parte de las autoridades regionales y sectoriales, y el año pasado un incendio dejó a 98 familias damnificadas.

SERVIU realizó un primer catastro de las familias residentes en el campamento durante 2016 y en junio del año en curso las autoridades y organizaciones poblacionales sostuvieron diversas negociaciones que quedaron en suspenso por la existencia de un proyecto residencial para este terreno fiscal con viviendas de entre tres y cinco mil UF, totalmente fuera del alcance de las familias del campamento Frei-Bonn.

Ante estos hechos, RD exige a las autoridades de Gobierno lo siguiente:

1. Un plan de acción que respete los Derechos Humanos de todas y todos los residentes del campamento Frei-Bonn, en especial menores de edad, infancia y jóvenes, personas mayores y en situación de capacidad diferente. En ese sentido, se hace necesaria una solución inmediata para aquellas familias que no han tenido la posibilidad de acceder a una vivienda transitoria.

2. Restablecer el registro o catastro de la población del campamento Frei-Bonn, de forma pública y transparente sin mayores requisitos que los contenidos en el Artículo 6 del Decreto Supremo 49 del Ministerio de Vivienda.

3. Que se restablezca el diálogo entre todas las partes, con intervención del Instituto Nacional de Derechos Humanos como garante del proceso del reasentamiento digno de todas las familias.