Diputado Crispi invitará a expertos a Comisión de Salud para que expliquen real impacto sanitario del toque de queda

En marzo se cumplirá un año desde que el Presidente de la República decretó el estado de excepción constitucional de catástrofe por la pandemia, que incluye, entre otras medidas, el toque de queda. En la actualidad, y ad portas de que se tenga que debatir su prolongación en el Congreso, existen dudas de la real eficacia de la medida, que limita libertades individuales y de movimiento.

Es por esto que en su calidad de presidente de la Comisión de Salud, el diputado Miguel Crispi (RD) decidió dedicar la sesión del martes 2 de marzo para analizar esta situación, con expertos que puedan explicar si el toque de queda es todavía una medida clave para controlar la propagación del virus. Esto, teniendo en consideración que al mismo tiempo el Gobierno decidió abrir los casinos, gimnasios, cines y malls en fases 2 y 3 del Plan Paso a Paso.

Al respecto, Miguel Crispi señaló que “Vamos a cumplir un año con toque de queda y existen dudas legítimas sobre la efectividad de la medida para mitigar los contagios. No se entiende que por un lado se permita la apertura de casinos, gimnasios y cines, mientras por el otro se restringe el movimiento desde las 23:00 horas, en todo el territorio nacional, independiente de la fase que esté cada comuna. Por eso decidí dedicar una sesión de la Comisión de Salud, para discutir la pertinencia de mantener la medida y aclarar las dudas legítimas que tiene la ciudadanía”, sostuvo.

“Queremos que las y los expertos que invitaremos, del Consejo Asesor, del Colegio Médico y del Gobierno, nos expliquen si esta medida todavía se justifica. El gobierno debe entregar la evidencia que permita entender por qué llevamos un año completo con toque de queda, cuando al mismo tiempo se flexibilizan las actividades comerciales. El toque de queda es una medida excepcional y no se puede transformar en la normalidad”, finalizó el parlamentario.

Por último, en la sesión también se pretende debatir si basta con el estado de alerta sanitaria y todas las atribuciones que conlleva, para seguir enfrentando la epidemia.