Diputados Vidal y Crispi denuncian incumplimiento de protocolo con familia de segunda fallecida por Covid-19

Los parlamentarios aseguran las autoridades sanitarias no ha tomado contacto con los familiares del segundo caso de fallecimiento por Coronavirus en Chile, y aseguran que sólo autoridades de la comuna han ofrecido ayuda.

Este miércoles los diputados de Revolución Democrática, Pablo Vidal y Miguel Crispi, denunciaron una serie de negligencias por parte del Ministerio de Salud y la Seremi de Salud, con respecto a la segunda muerte en el país por Covid-19, ocurrida en la comuna de Maipú y confirmada por la alcaldesa, Cathy Barriga, a través de un matinal.

Sobre esta situación, Vidal comenzó explicando que ayer “por fin logramos tener contacto con la familia de la señora fallecida y por ellos queremos hacer una denuncia en este caso en particular: Hay una secuencia de acciones y omisiones por parte de la autoridad que nos parece tremendamente preocupante”, como parte de la acusación.

En ese sentido, aclaró que “la familia me ha pedido transmitir que la alcaldesa es la única persona que hasta el momento se había puesto en contacto con ellos para ayudarlos. Todas las acciones por parte de la alcaldesa han sido autorizadas por la familia, por más polémica u opiniones que cualquiera pudiera tener”. Además, el diputado agregó que a pesar de “que he sido crítico de la gestión de la alcaldesa, debo reconocer el agradecimiento de la familia por lo que han hecho por ellos, pero lo que hemos conocido es un dato alarmante y preocupante para todo el país”.

Vidal recalcó que ocurrido el fallecimiento “la autoridad sanitaria no ha hecho los contactos y los esfuerzos necesarios para poder identificar si los miembros de esa familia habían contraído la enfermedad y cuáles eran los protocolos a seguir para establecer una cuarentena que les permitiera no expandir ese foco de contagio”, dejando en evidencia la falta de rigurosidad para hacer seguimiento de los posibles contagiados en esta crisis sanitaria.

Otro dato importante que reveló el diputado fue que “varios de los miembros de la familia han manifestado síntomas y han hecho todos los esfuerzos por comunicarse con la Seremi de Salud o con las personas que los contactaron del MINSAL, todo para ver la trazabilidad de cómo se contagió la señora”, y que a pesar de esto ninguna de las autoridades se ha hecho cargo de investigar “si ellos como familiares están contagios y cuáles son los resguardos que tienen que tomar”. Eso sí, el representante de RD dejó claro que la familia de la mujer fallecida ha sido responsable y se han preocupado de no salir de sus casas.

Frente a esa situación, el diputado Miguel Crispi recalcó que “como miembro de la Comisión de Salud quiero señalar que la denuncia del diputado Vidal es gravísima. Lo que le ha transmitido la familia es que nadie se ha puesto en contacto con ellos. El Gobierno ha apostado a no cerrar las ciudades, realizando una política de testeo”, pero que no se han cerciorado de que los miembros de la familia de una de las fallecidas, se queden en sus casas. “Es inexplicable. Todos los anuncios que se hacen todos los días, si no se ejecutan correctamente, la cifra de contagiados -y también la de fallecidos- va a aumentar”, manifestó.

Crispi, además, realizó un llamado a la autoridad sanitaria, “a que, si no demuestra que efectivamente existe un control severo, claro, en relación con las personas que se han hecho el test, o que tienen riesgo de estar contagiados, que entonces decrete el cierre de toda la Región Metropolitana. No podemos poner el riesgo a más personas ni al resto de Chile”.