Discurso de Paula Poblete – Cuenta Pública RD

Santiago, 10 de marzo de 2018

 
Queridas compañeras:
Lo primero es saludar a cada una y darles las gracias por estar presentes, por llenar este teatro hasta su límite para celebrar nuestro sexto aniversario.
Me van a disculpar nuestras invitadas, pero quisiera en primer lugar hablarle a nuestras militantes. Agradecerles principalmente, por ser parte de RD, por poner al servicio sus talentos y saberes, por regalarle horas y energía a esta causa; por ser conscientes de que en este partido la única maquinaria sobre la que podemos apoyarnos son las espaldas de cientos de voluntarias; agradecerles por ser ejemplares compañeras de curso, de pega o de vecindario, por en definitiva llevar la Revolución Democrática a cada rincón del país.
Sin ninguna duda, los frutos cosechados durante el 2017 son resultado de lo sembrado en los años previos. Ese 2011 -que las más viejas siempre recordaremos como un bendito despertar- movilizó una energía que no podía sino ser encauzada. Celebro a cada una de las personas que decidió ser parte y apoyar. Muchas de ellas, con militancias previas en partidos de izquierda que les habían desilusionado por sus prácticas oscuras y su horizonte estrecho; la gran mayoría nunca había militado, eran nativas digitales, sin miedo, hijas ilustres de esa llamada democracia, posterior a la dictadura de Pinochet.
Hemos hecho todo a pulso, con unos niveles de precariedad que solo hacen aflorar lo mejor de nosotras para alcanzar los objetivos. El ejemplo de nuestros liderazgos más importantes y la energía incansable de nuestra militancia, han hecho crecer por Chile esta Revolución Democrática. Estamos consolidando nuestro proyecto político y eso, además de ser reconfortante, es una tremenda responsabilidad. Las esperanzas de miles de personas están sobre nuestros hombros. Suena gigante, pero si no somos nosotras, ¿quiénes conseguirán el cambio en el sistema previsional, en el sistema de salud, en la matriz productiva, en el orden de género, en el respeto a las minorías y en tantos otros asuntos que requieren una revolución?
Somos nosotras compañeras, nos toca a nosotras.
El 2017 fue un año INTENSO, lleno de apuestas, despliegue y crecimiento.
 
ORGÁNICA
Asumimos la dirección del Partido en medio de una ambiciosa meta: sumar a 35 mil nuevos militantes entre las regiones de Antofagasta, Coquimbo y Metropolitana, para lograr así inscribir las primarias presidenciales del Frente Amplio, entre Alberto Mayol y Beatriz Sánchez. Para lograr esto, todo el partido estuvo en la calle, con más de 1.000 voluntarias ayudando en cerca de 20 puntos de firmatón diarios.
Sabíamos que posicionar el conglomerado desde las primarias era fundamental para aumentar nuestro nivel de conocimiento y mostrar el tipo de política que queríamos hacer: de cara a la ciudadanía. Nuestras compañeras del Frente Amplio también lo entendieron así y es por ello que en el logro de las firmas contamos con el apoyo del Movimiento Autonomista, Izquierda Libertaria y Nueva Democracia. ¡Muchas gracias compañeras!
En paralelo, nuestras compañeras de las demás regiones juntaron firmas para constituir legalmente al Partido en sus tierras. Fue así como entre abril de 2017 y febrero de 2018 el SERVEL ratificó nuestra legalidad en las regiones de Atacama, Valparaíso, O’Higgins, El Maule, Los Ríos, Aysén, Biobío y ayer ingresamos al SERVEL las regiones de Tarapacá y Los Lagos. Con ello, pasamos de estar constituidos en 3 a 12 regiones, pasamos de ser 10 mil a más de 43 mil militantes, faltando muy poco para que RD exista en todo el territorio nacional. ¡Pronto iremos por Arica, Araucanía y Magallanes!
Crecer en regiones fuera de la RM no solo es un mandato de nuestra militancia, sino que materializa algo en lo que como Partido tenemos convicción: debemos desconcentrar el poder, descentralizar las decisiones, otorgar autonomía a los espacios. Es así como se eligieron y conformaron las orgánicas regionales: las Directivas, los Consejos Políticos y los Tribunales. Fuera de la RM, aumentaron los Frentes de Acción Política y surgieron las primeras Comisiones. Por primera vez en la historia de nuestro partido, las regiones cuentan con su propio presupuesto descentralizado, con el que han abierto las primeras sedes regionales, convertidas en espacios de encuentro para nuestra militancia y óptimo desarrollo de los distintos espacios basales.
Estos espacios han crecido y se han multiplicado. En la Macrozona Norte crecimos de 9 a 13 territorios, en el centro, de 22 a 26 y en el sur, de 13 a 19. Además de las 13 bases del FERD, pasamos de 6 a 25 Frentes de Acción Políticas y de 8 a 12 Comisiones, ofreciendo espacios a la militancia cada vez más diversos y ajustados a la expectativa de militar.
Nuestro objetivo como militantes es contribuir a que Chile sea un país justo. Sabemos que para ello tienen que ocurrir muchas transformaciones a nivel cultural, legal, económico e institucional, porque en nuestro querido país abundan los espacios donde están mal repartidas las pérdidas y las ganancias, donde hay abusos, violencia y mucho dolor. Nos organizamos para visibilizar las injusticias, para diseñar alternativas de solución y sumar voluntades para el cambio.
Por lo tanto, aunque estuvimos focalizados en el año electoral, no dejamos de apoyar la causa de los inmigrantes, de la coordinadora No+AFP, el aborto en 3 causales, el recuerdo de las víctimas de la dictadura cívico militar, los derechos de la diversidad sexual y recientemente, la defensa del litio para Chile y su gente.
De igual modo, nuestras 6 concejalías cumplieron un año en sus cargos, Santiago, Ñuñoa, Providencia, La Reina, Til Til y Llanquihue, impulsando cada una sus agendas locales e imprimiéndoles un sello particular a su gestión. Fortalecimos nuestras dirigencias estudiantiles, ganando presencia en 7 Federaciones Universitarias (La Serena, Adolfo Ibáñez, FEUC, FECh, Diego Portales, FEUSACh y la Universidad Católica Silva Henríquez), además ocupamos la Secretaría General de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (CoNES) y próximamente disputaremos la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción. Nuestro Frente de Trabajadores ha ido fortaleciendo su trabajo sindical y por primera vez tenemos una dirigenta en el Colegio Médico.
Toda nuestra militancia e institucionalidad la pusimos al servicio del proyecto del Frente Amplio.
 
ELECCIONES FA
El Programa del Frente Amplio fue elaborado en un proceso abierto y participativo. Se realizaron más de 500 encuentros programáticos y muchas compañeras de nuestras Comisiones y Frentes, participaron activamente en los Grupos de Apoyo Programático. Hubo consensos en más del 90% de las propuestas y se plebiscitaron los disensos, con una participación de más de 16.000 personas.
Desde abril que participamos en la Comisión Territorial de FA, comprometiendo el trabajo de levantamiento de Comunales. Desde estos distintos espacios a lo largo del país, se generó apoyo permanente al despliegue de la campaña de Beatriz Sánchez en las primarias y luego en los diversos comandos para las elecciones de noviembre de 2017.
Nos la jugamos por democratizar la definición de candidaturas, abriendo la posibilidad de nominación, ratificando a nivel territorial y de Consejo Político, y tuvimos primarias internas y legales, cuando había más candidaturas que cupos. El FA fue la única fuerza que hizo primarias parlamentarias y en RD nos sentimos orgullosas de haber participado con 9 candidatas.
En las primarias presidenciales, Beatriz Sánchez y Alberto Mayol dieron un debate de ideas y propuestas que fueron los primeros pasos para la irrupción de nuestro conglomerado en la arena política nacional.
 
ELENCO RD
Nuestro elenco contó con 81 candidatas de todo Chile, que asumieron el compromiso de llevar las ideas de RD a las distintas instituciones a las que aspiraban. Fueron 48 candidaturas a los Consejos Regionales, 29 a la Cámara de Diputados y 4 al Senado. En todos los espacios buscamos tener diversidad de género, regional, etaria y de origen en la dirigencia, contando con candidaturas provenientes de las luchas estudiantiles, sindicales, territoriales, feministas y ecosociales.
 
Nuestras candidaturas fueron a disputar con un mandato claro. Nuestros Territorios, redactaron un mandato político para nuestras futuras representantes, quienes lo firmaron en actos públicos a lo largo de todo Chile. De ahí se colige que para el Partido es fundamental que nuestras representantes adhieran al programa de gobierno emanado desde las bases del Frente Amplio y que levanten ciertas agendas a nivel nacional y local. Es crucial también el trabajo que se realizará con las organizaciones sociales en cada distrito, siendo este despliegue territorial, uno de los sellos de la gestión parlamentaria de RD. Las rendiciones públicas, la forma en la que se conformarán los equipos profesionales y la forma de vincularse con el partido, también quedaron consignadas.
 
Somos un partido joven y con recursos muy limitados, pero de la poca experiencia que tenemos, hemos buscado aprender. En virtud de las lecciones que nos dejó la campaña municipal de 2016, el Consejo Político Nacional decidió no hacer una distribución igualitaria de los recursos, sino que destinarlos estratégicamente entre las candidaturas más competitivas. Con ello, sabíamos que habría disconformidad entre algunos, pero teníamos la confianza de que al final del proceso, reinaría la satisfacción por una decisión difícil, pero efectiva, pues se hacía una distribución estratégica de los recursos humanos, mediáticos y financieros.
 
Nuestros Equipos Ejecutivos de Comunicaciones, Formación, Inserción se sumaron de lleno a la pega del Comando Electoral, coordinando entre otras, la campaña #VotaMujeresRD y la #FranjaInteractiva, que nos vimos conminados a hacer, dados los apenas seis segundos que teníamos asignados en la franja parlamentaria televisada.
 
 
En la primera vuelta presidencial, Beatriz Sánchez obtuvo el 20,3% de la votación, es decir, más de 1,3 millones de votos, mostrando la confianza de la ciudadanía en nuestro proyecto transformador.

El Frente Amplio creció a 20 diputadas. A Giorgio Jackson, Gabriel Boric y Vlado Mirosevic se les unirán 17 representantes más, transformando al Frente Amplio en una fuerza crucial en el Congreso.

 
Tres de nuestras ocho candidaturas electas en la Cámara Baja son mujeres, contribuyendo a que el Frente Amplio sea el conglomerado con la mayor tasa de participación femenina en dicha Cámara.

Y cómo no destacar a nuestro mayor líder. La ciudadanía evaluó su trabajo de años, dándole a Giorgio Jackson la votación más alta de todo el país entre las candidaturas a diputado, con más de 103 mil votos.

 
El Frente Amplio además  irrumpió en el Senado, con la elección de Juan Ignacio Latorre, candidato de Revolución Democrática en Valparaíso y logramos la elección de 9 Consejeras Regionales, 5 de las cuales son mujeres de la Región Metropolitana.
 
Es imposible no mencionar un último hito. Tal como definimos en nuestro Congreso Estratégico de 2016, como partido levantamos más de 100 espacios de deliberación colectiva donde nuestra militancia discutió sobre las nuevas coyunturas que venían para el país. Posterior a eso, realizamos un referéndum en donde participaron casi 5.000 personas para decidir nuestra postura ante la segunda vuelta presidencial entre Alejandro Guillier y Sebastián Piñera.
 
Como ven, fue un año muuuy intenso. Preferible ni hablar de los costos a nivel personal; esperemos que con este recuento, la familia y las amistades entiendan un poco mejor porqué nos desaparecimos… Nos quedamos con que mañana domingo 11 de marzo, algo de este esfuerzo será recompensado. Nuestras representantes llegan a 7 espacios de decisión política: 5 Consejos Regionales, la Cámara de Diputadas y el Senado. Felicitaciones; gracias por representarnos; hagan la diferencia. En ustedes confiamos y ponemos nuestras esperanzas. Aquí tienen a su partido, cuenten con la militancia, sus talentos, saberes y compromiso. Nosotras contamos con ustedes.
 
Solo agregar un último detalle. Tal vez varias notaron que mi discurso está escrito como si las únicas en este auditorio fueran mujeres. Tengo claro que no es así, por lo menos la mitad son hombres. Lo hice solo para que por una vez, ellos puedan experimentar lo que se siente cuando te invisibilizan y ni siquiera te nombran.
 
¡Un abrazo y aguante Revolución Democrática!
Paula Poblete M.
Secretaria General de Revolución Democrática