Editorial: Hagamos una Revolución Democrática ese 25 y 26 de enero

Por Tribunal Supremo de Revolución Democrática

Como Tribunal Supremo, los queremos invitar a participar de las elecciones de Directiva Nacional, Directivas Regionales, Consejo Político Nacional, Tribunal Supremo, Tribunales Regionales y coordinaciones de Espacios Basales, a realizarse este 25 y 26 de enero. Estas serán las elecciones más grandes de la historia de RD, ya que se elegirán cerca de 100 cargos basales, instituciones regionales, Tribunal Supremo, Consejo Político y Directiva Nacional.

Podrán votar todos los afiliados o adherentes que lo sean oficialmente desde el 25 de octubre de 2018, de acuerdo a lo que establece el artículo 23 bis inciso noveno Ley Partidos Políticos: “En todas las elecciones internas se considerarán como habilitadas para sufragar a aquellas personas que se encuentren inscritas en el registro de afiliados que señala el artículo 20, con a lo menos tres meses de anticipación a la respectiva elección, lo que no obsta a que los partidos continúen su proceso de afiliación de nuevos afiliados durante ese lapso. Dichas elecciones deberán realizarse utilizando como padrón actualizado el registro general de afiliados que el Servicio Electoral deberá proporcionar a los partidos políticos y candidatos a la respectiva elección con, a lo menos, dos meses de anticipación al día de la elección”.

Los adherentes son: (i) personas que tengan domicilio electoral en una región no constituida como Partido (Arica y Parinacota, Tarapacá y Magallanes), y que no se encuentren afiliados a otro partido político, (ii) personas mayores de 14 y menores de 18 años, (iii) personas extranjeras que lleven menos de cinco años viviendo en Chile, y (iv) personas con cierto tipo de profesiones que la ley prohíbe que sean afiliados a un partido político. En las regiones constituidas como partido es obligación que la militancia haya firmado la ficha de afiliación antes del 25 de octubre de 2018, para poder votar.

Por otro lado, tras meses de preparación para este momento muy importante en la historia de nuestro querido Partido, ofreceremos los mejores estándares posibles para asegurar la realización normal de las elecciones. Para ello, restringiremos la cantidad de votos por IP, así como perfeccionaremos los sistemas de verificación secundaria a través de mensajes de texto, y las respuestas a los reclamos por problemas a la hora de ejercer el voto, considerando la experiencia de las pasadas votaciones de los días 3, 4 y 5 de enero.

Finalmente, si bien como Tribunal Supremo no podemos tomar ni individual ni colectivamente posición por alguna candidatura, saludamos el hecho de que hoy sean tres mujeres las que estén disputando la presidencia del Partido, y la gran cantidad de candidatas que, en esta ocasión, se inscribieron para disputar nuestros cargos de representación. En un partido feminista es fundamental potenciar y visibilizar los liderazgos femeninos, y en ese sentido es un avance lo que hoy ocurre.

Por ello, en el marco de la fraternidad que corresponda, invitamos a participar de estas votaciones. Gane quien gane, pierda quien pierda, el Partido sigue, y lo seguiremos construyendo entre todas y todos.