Editorial|Revolución Climática ahora

Marisol Céspedes, Vicepresidenta Macrozona Norte Revolución Democrática

Los que tenemos más de 40 años recordamos que en nuestras ciudades llovía de forma abundante, con precipitaciones que se distribuían de manera uniforme en parte del otoño y durante el invierno. Las temperaturas comenzaban a bajar desde marzo, apenas el verano se iba. En Chile, las zonas climáticas estaban bien marcadas, el norte desértico y el norte chico era una transición hacia áreas mediterráneas.

Todo eso está quedando en el pasado y estamos inmersos, de lleno, en un cambio climático. Paradojalmente, ahora que tenemos más desarrollo tecnológico, el ser humano es el principal responsable, ya sea por la emisión de gases de efecto invernadero, el uso de carburantes en los automóviles, de termoeléctricas para generar energía, entre otros.

En Chile, y en especial en nuestra Macro Zona Norte, ya se está sufriendo las consecuencias. Como olvidar las inundaciones y aluviones durante el 2015 que afectaron a las regiones áridas de Antofagasta, Atacama y Coquimbo, dejando muertos, heridos y cuantiosos daños materiales; el invierno altiplánico que afectó a Arica este verano, provocando lluvias de las cuales no se tenía memoria; o que en La Serena lloviera en un día lo que debe caer en dos años o, por el contrario, pasan dos años sin lluvia.

Y así, suma y sigue, y somos los propios seres humanos los que estamos sufriendo consecuencias en varias escalas. En la económica, por ejemplo, existen terrenos donde  ya no se pueden cultivar por el aumento de la temperatura que ha elevado la altura de los océanos y ciudades enteras están en riesgo de desaparecer.

Todo esto nos lleva a la conclusión de que en nuestro país se deben tomar medidas urgentes. No basta con ser el anfitrión de la COP 25 o firmar compromisos como que en 30 años más se terminará la energía termoeléctrica. Las acciones son ahora, después será demasiado tarde.

Por ello, desde nuestro partido Revolución Democrática estamos proponiendo una serie de medidas que puedan de alguna manera revertir el rápido avance de esta crisis climática. Uno de ellos es el “Fondo de Adaptación Al Cambio Climático”, el cual fue presentado esta semana al ministro de Hacienda y que esperamos que tenga buena recepción, el apoyo de todo el Frente Amplio y de la clase política. Ojalá logremos poner a las personas en el centro de las políticas del Estado.

En esta línea, también estamos trabajando en una hoja de ruta la cual lleva por nombre “Revolución Climática”, que será presentada este sábado 6 de julio, porque entendemos que como dice el proverbio, el futuro es ahora, y en ese escenario hay que actuar si no queremos ver a Chile inmerso en una tragedia humanitaria y económica de la cual será muy difícil salir.