Elecciones a Rector Universidad de Concepción: Nuevo Liderazgo para un segundo ciclo de la UdeC.

Existe alta expectación respecto a las profundas transformaciones comprometidas en la reforma educacional, y que en materia de educación superior, pretenderá involucrar mejor a todos los actores comprometidos en el sistema. El Consejo de Rectores intentará seguir jugando un papel relevante, sobre todo en aquellos aspectos de la reforma que podrían transformar las reglas del juego para las distintas casas de estudio que lo componen. Por otra parte, no existe claridad respecto al rol del Estado en el financiamiento de aquellas universidades privadas, pertenecientes al consejo de rectores, que se mantienen dentro de una suerte de tradición y carácter público.  Este es el caso de la Universidad de Concepción, fundada en 1917 con apoyo de la sociedad penquista para contribuir al desarrollo de la región,  y que ha llevado adelante un camino que la tiene como una de las mejores de Latinoamérica (1).  En este contexto, se requerirá un liderazgo fuerte a la cabeza de la Universidad de Concepción, que pueda desenvolverse en un ambiente renovado y que camina hacia profundos cambios al sistema de educación superior.

Ahora bien, ad portas de que se lleve a cabo la elección de los candidatos a rector en la Universidad de Concepción, resulta de especial interés para todos quienes nos sentimos parte de la comunidad penquista,  revisar el contexto en el que se da esta elección, que reviste algunas características inéditas.
Durante estas últimas semanas, hemos sido más bien espectadores ausentes y silenciosos de un proceso eleccionario que acontece dentro de la UdeC, y es que este próximo viernes 21 de marzo se realizará la elección de rector, a la cual se presentaron tres candidatos: el Dr. Jorge Rojas, ex decano de la facultad de Cs. Sociales; el Dr. Carlos Saavedra Rubilar, ex decano de la facultad de Cs. Físicas y Matemáticas, candidato levantado por la agrupación de académicos UdeC 100 (organizados en torno a un programa que mira hacia un segundo siglo de vida de la Universidad); y el actual rector Sr. Sergio Lavanchy, quien se re-postula a su cuarto período, y que en caso de ser reelecto, completará un 20 años a la cabeza de la universidad.
Según los cálculos que existen al interior de la Universidad, por primera vez existe una competencia real para ocupar el sillón de la rectoría, lo que ha levantado con más fuerza algunas características insólitas del proceso, especialmente la potestad del actual rector, de ser candidato sin tener que renunciar al cargo durante el periodo de campaña o la constante negativa del Sr. Lavanchy de participar de los múltiples debates y foros, organizados para dar a conocer a la comunidad universitaria las distintas visiones y propuesta que ofrece su candidatura.
Sin duda una de las principales tareas que deberá abordar quien resulte electo será establecer un plan que permita salir, en los próximos años, de la crítica situación financiera de la casa de estudios y que no ha logrado ser resuelta por la actual administración. Es así como la enorme cantidad de recursos que compromete la reforma universitaria, necesitará que la UdeC se someta a mayores estándares de transparencia, especialmente en el uso de los recursos públicos, pero también en los grados de participación de los distintos estamentos en las decisiones, similares a las que poseen universidades estatales, que han institucionalizado los senados universitarios. Pues si bien la promesa de tri-estamentalidad, estaba incorporada dentro del programa con que Lavanchy llegó por primera vez a la rectoría, aún no ha existido la voluntad de avanzar en este sentido. Por otro lado, entre las escasas declaraciones públicas que ha dado el actual rector-candidato,  hace alusión a los motivos que inspiran su repostulación refiriéndose a “los destacados resultados para la institución” como eje orientador.
Creemos que es importante realizar una reflexión en torno la Universidad de Concepción desde la ciudadanía, entendiendo a la Universidad como el motor que debiera empujar procesos de reflexión, investigación e innovación que miren hacia la región y por sobre todo a la comunidad. ¿Cuál es el rol que debe jugar la Universidad dentro de la Región del Biobío?  Para nosotros pasa por una mirada abierta hacia la ciudad, incluyente y participativa en sus procesos internos, pero también creando sinergias entre la Universidad y la Región, hecho que consideramos clave si queremos construir una mirada regional desde la Universidad.
Es por esta razón que nos parece relevante que la ciudadanía de Concepción y de toda la Región del Biobío, ponga atención a este proceso eleccionario, que los programas de los candidatos sean públicos para todos los habitantes de la ciudad, que existan debates de cara a la ciudadanía, donde todos los candidatos participen (y no solo algunos como ha sido hasta ahora), que dentro de las propuestas de los candidatos a la Rectoría se incluyan los desafíos de la Región, porque entendemos que la Universidad debe ser abierta, de puertas, de intelecto y de espacios para todos los ciudadanos.
Por Vicente Guzmán y Felipe Rodríguez,
Miembros de Revolución Democrática Biobío.

————————————————————————————————————————-
(1) QS Latin American University Rankings – 2012.
http://www.topuniversities.com/university-rankings/latin-american-university-rankings/2012