Giorgio Jackson, Precandidato a Diputado y Líder de Revolución Democrática “Nosotros Hemos Dicho Que No Tenemos Candidato Presidencial”

El ex presidente de la FEUC sostiene que la participación en las primarias de la Concertación es parte de un proceso para romper el “tapón” del binominal y de las reformas que necesita el país. Al mismo tiempo, establece que participar de este proceso no lo obliga a apoyar a la o él candidato del conglomerado.
Por José Robredo
Giorgio Jackson, ex presidente de la FEUC, ex vocero de la CONFECH y actual líder de Revolución Democrática, está en plena campaña para ser parte de los postulantes al parlamento por el distrito de Santiago. Para ello debe medirse en primarias con los candidatos concertacionistas Laura Albornoz (DC) y Víctor Barrueto (PPD).
A pesar de vincularse en esta empresa con la Concertación, Jackson establece que aún no se define el candidato presidencial, avalándose en que la ley de primarias no le obliga a ello. Al mismo tiempo, cree que esta instancia es una posibilidad real para romper con el binominal y lograr los escaños para poder llevar a cabo los cambios que necesita el país desde el parlamento.
Jackson conversa con El Rastro de estos temas y de cómo el movimiento social puede convertirse en factor en las elecciones de noviembre. Además de plantear cuáles son sus aspiraciones en caso de llegar al parlamento.
¿Cómo se gesta tu candidatura a diputado?
La candidatura surge a fines del año pasado, tras el primer congreso de Revolución Democrática donde se definieron los ejes programáticos, la orgánica y la estrategia política. Uno de los “votos políticos” que se dieron fue que este 2013 teníamos que presentar candidaturas al Parlamento, en ese instante sin nombres definidos. Luego de eso se llevaron a cabo encuentros territoriales donde en Santiago se definió mi nombre, apoyado por organizaciones sociales del distrito. Los otros candidatos que se definieron son en Talca, distrito 37, y en Providencia-Ñuñoa, distrito 21. En Santiago tenemos un trabajo territorial importante y es por eso que se gesta la candidatura allí.
¿En todos estos distritos participarán de las primarias de la Concertación?
La idea es participar en una primaria amplia parlamentaria de la oposición. Nosotros no tenemos candidato presidencial. Si se dan las condiciones con los partidos seguimos con este camino, si no seguiremos por el camino propio.
¿Qué voluntad tiene la Concertación de ir a primarias en Santiago?
Barrueto (PPD) está dispuesto. Ahora queremos hablar con Laura Albornoz (DC). Aunque nos quedamos con las palabras de Fuad Chaín (presidente subrogante de la DC) quién dijo que en Santiago lo más probable es que existirían primarias.
Ahora ¿Por qué hacer primarias con la Concertación aunque sea bajo el concepto de “oposición” y no fortalecer una alternativa?
Hace poco más de un mes se votó por enésima vez el fin del binominal. Y la oposición no tiene los votos para poner el fin a este sistema, que es un tapón para hacer los cambios que el país necesita, dados los quorúms impuestos por la constitución. Creo que es necesario poder generar los doblajes en todo Chile, lograr esas mayorías que nos permitan acabar con el binominal. Eso nos motiva, tenemos críticas a los partidos, a los gobiernos anteriores y queremos competirles.
Pero, por ejemplo, Bachelet tuvo un parlamento favorable pero no hubo mayores cambios…
Si pero se necesitan quórums altísimos, 5/7 o 2/3. Por supuesto que con mayoría simple se pueden hacer muchas cosas, de hecho ahí apuntamos nuestras críticas ya que no se aprovecharon dichas mayorías. Pero si logramos los doblajes podemos hacer los cambios. Mario Desbordes, secretario general de Renovación Nacional, señala que si la oposición se une serían 20 los distritos donde se podría doblar… con la mitad de eso logramos los quórums.
Pero es una apuesta que tiene sus costos…
Hay muchos que nos apoyan pues se necesitan hacer cambios políticos. Otros nos critican por convertirnos en “políticos”, que estamos haciendo esto por las lucas. Aparecen todos los prejuicios, que ahora son juicios, de todas las personas decepcionadas que nos cargan a nosotros las recriminaciones. Es natural esa desconfianza, pero esperamos revertirla.
Pero más allá de esos costos, está el ser vinculado con la Concertación.
Yo no tengo complejos con eso, porque no milito en ningún partido, no acepté cupo de ningún partido, yo estoy compitiendo. Para mí es una estrategia que genera una identidad distinta a la identidad construida por la Concertación.
¿Y la foto con el posible candidato o candidata?
Nosotros hemos dicho que no tenemos candidato presidencial.
¿Pero van a participar en la lista de la Concertación?
La ley electoral de primarias separa las parlamentarias y las presidenciales. Tú puedes tener voto cruzado, no hay razón para que a nosotros se nos pueda obligar a aparecer en una foto al lado de nadie.
¿Ustedes han planteado esto a su contraparte?
Bueno, esto es lo que definió el Congreso de Revolución Democrática. Por eso creo que tienen dudas de la primaria. Nosotros hemos dicho que sin duda debe hacerse el esfuerzo de unir ciertos temas en el asunto parlamentario. La presidencial no asegura los cambios y nosotros queremos contribuir a ese esfuerzo parlamentario. Aún no existen candidatos, no hay programa sobre el que podamos referirnos.
¿Cuál es el concepto llegando al Congreso: transformación o reforma?
El nombre de nuestro movimiento es Revolución Democrática. Tiene el objetivo de señalar que nuestra democracia requiere de una revolución. Dentro de nuestros principios creemos en un proceso constituyente, que la Asamblea Constituyente no es “fumar opio”, que debemos sentar las bases para que la relación entre el Estado, el mercado y la ciudadanía no sea tal como resulta hoy. El abuso es uno de los temas más recurrentes, por lo que creemos que una reformita no corresponde.
Asamblea Constituyente, recuperación de los recursos naturales…
Los recursos naturales están en nuestra agenda. Cómo le sacamos provecho al cobre, que debe ser nuestro y no un regalo a las mineras; cómo solucionamos el problema del agua, que es un recurso estratégico, tanto el agua dulce como el mar, que hace poco se regaló. Hay discusiones que se tildan de radicales, pero son de sentido común.
Hay una lista de candidatos que incluye a Bachelet, Orrego, Velasco, Claude, ME-O, Parisi, Gómez ¿No le han dado una vuelta al tema?
Hasta ahora no hemos discutido el tema en Revolución Democrática. No hemos visto el programa de nadie. Por lo que no podemos definirnos.
El movimiento estudiantil convirtió al movimiento social como actor político ¿Cuál crees que ha sido el proceso desde 2011 y cómo se proyecta en 2013?
El proceso del 2011 es una acumulación de procesos previos y se suma a otros que se daban en ese momento. El movimiento estudiantil generó empatías y a partir de eso se generó una relación entre las diferentes organizaciones sociales. Creo que ahora hay una oportunidad para que las organizaciones sociales, en una coyuntura electoral, sean capaces de poner temas en la mesa, empatizar con la ciudadanía y que los chilenos y chilenas puedan votar por un proyecto.
¿Qué crees que está en juego en la elección de noviembre?
Yo creo que este año no se juega la vida o muerte. Sino que es un paso en una larga lucha, tal como dijimos en 2011 que puede demorarse mucho tiempo. Tenemos la fuerza y la perseverancia para seguir presionando para lograr las transformaciones. Yo, particularmente,  quiero postular al parlamento para trabajar en distintos roles, tanto en lo programático como en la construcción de nuevas prácticas políticas.  No tengo conflicto de interés, no tengo patrimonio ni acciones, nuestra campaña será financiada por personas naturales en montos pequeños y de forma transparente. No existe conflicto de interés y no tenemos la intención de transformar la política en un negocio sino que en una vocación.
¿No temes ser cooptado por el Congreso?
No. Hay personas que dicen “yo conocí a tal persona, era igual que tú y mira como está ahora”. Eso hay que tenerlo como una precaución, pero yo le exigiría a los ciudadanos que me fiscalicen, que me tiren las orejas…
Pero en Chile no hay sistema revocatorio, que es el real medio ciudadano de fiscalización.
A mí me gustaría que hubiera. Mi trabajo apunta a poner temas de democracia participativa, donde los parlamentarios respondan al soberano y a intereses privados; para lo que claramente hay que cambiar la constitución. La democracia liberal representativa debe transitar a una democracia participativa donde tengamos iniciativa popular de ley, plebiscito, hacer consulta revocatoria. Yo creo que es un tema muy interesante.
¿Cómo Revolución Democrática definirá su candidato presidencial?
Cuando estén todos los elementos sobre la mesa. Vamos a tener un congreso para definir ese tema. Ahora es muy especulativo, no sabemos quién irá en la papeleta. A nosotros nos importa la parlamentaria, aunque sabemos que debemos dar una discusión respecto de la presidencial.
 
Publicado en: http://noticias.rastro.com