GIORGIO JACKSON: “LOS CUPOS NO SE TRANSMITEN POR HERENCIA O PADRINAZGO”

El ex presidente de Feuc, Giorgio Jackson, remeció el ambiente político con su postulación a diputado por Santiago. En entrevista con Nación.cl, es enfático en que la exigencia de apoyar al candidato o candidata presidencial de la Concertación “no puede ser pre condición para participar” en las primarias opositoras.

-¿Ve hoy más posible su participación en las primarias por el distrito de Santiago?
-Es lógico que sea difícil que la estructura se mueva por sí sola, pero gracias a la cantidad de gente que se ha sumado a la campaña como voluntarios se han abierto espacios. Las últimas declaraciones de los timoneles de los partidos que tienen candidatos, como de los propios candidatos, me hace pensar que pueden haber primarias.
-Hay opiniones en el sentido de que debe haber un compromiso de apoyo a una candidatura única de la oposición para ir a primarias.
-Nosotros ya lo hemos conversado en Revolución Democrática. Hemos dicho que queremos formar parte de una lista de oposición amplia donde pongamos acento en los temas parlamentarios, en cuáles van a ser las agendas que vamos a defender como parlamentarios. El tema presidencial se discutirá más adelante y no puede ser pre condición para participar en primarias. Sería bastante absurdo que los partidos se amparen en el binominal para no dar espacio a otros actores que también se consideran de oposición.
-¿Asegurar el respaldo en las presidenciales no es una forma de establecer acuerdos y compromisos de trabajar en conjunto?
-En el programa parlamentario tiene que haber cosas en común, unos puntos mínimos para que exista una lista conjunta. Por supuesto que hay que trabajar en puntos que nos puedan identificar. Yo creo que el término del binominal será uno, yo espero que el tema de la educación pública, la reforma tributaria, una nueva Constitución sean otros. Son puntos comunes que nos permiten después diferenciarnos para que la gente pueda elegir. Lo principal es cómo podemos cambiar la práctica para que sean los ciudadanos, en este caso los vecinos del distrito 22, los que elijan cuáles son los dos mejores candidatos para ir a la papeleta y no sean los partidos los que definan en una oficina cerrada.
“No tiene mucho sentido en una democracia que alguien se diga dueño de un cupo, que sea transmitido por herencia o padrinazgo. Nosotros estamos para romper esas prácticas que le hacen mal a la democracia”.
LA CRÍTICA EN REDES SOCIALES
-¿Qué opina que se critique que líderes de movimientos sociales se incorporen como candidatos al Congreso en listas conjuntas con la Concertación?
-Es natural. Hay una desconfianza tremenda en la política y el dar el salto significa asumir esos costos que no son nuestros, sino de las generaciones de políticos que muchas veces han traicionado las esperanzas que las personas depositan en ellos. Pero creemos que ese camino hay que ir construyéndolo en el tiempo, a través de las acciones y no sólo de las palabras. Nuestra motivación, y la mía en particular, parte de la frustración del 2011. Yo quiero poner mucho énfasis en la educación pública, yo me movilicé todo el año 2011 y todo el año pasado también para que nuestras futuras generaciones puedan estar tranquilas de que al menos el tema de la educación va a ser garantizado por el Estado, que vamos a tener lugares de encuentro en la educación pública y no lugares de desencuentro como existen hoy. Y por eso, me la quiero jugar por una educación pública gratuita y de excelencia.
LA HERENCIA DE BACHELET
-¿Es un obstáculo para apoyar a Bachelet lo que hizo su Gobierno en educación?
-Yo creo que cualquier persona que haya participado en el movimiento estudiantil del 2006 y 2011 y hasta la fecha, tiene muchos reparos respecto de lo que hizo la Concertación. El tema es cómo podemos ejercer la misma presión desde los movimientos sociales y también desde el Parlamento, en este caso para que esas agendas se concreten en transformaciones políticas y no solamente en consignas en la calle. Yo he dado esas batallas, pero también hay momento en que la gente nos dice en la calle cómo transformamos esto en leyes, en realidad. Quiero ser responsable de ese desafío.
-También está la presión por el otro lado, que se ve en las redes sociales, de quienes no quieren ver a Giorgio Jackson apoyando a Bachelet. ¿Puede dar seguridad de que eso no va a ocurrir?
-Como Revolución Democrática hemos dicho que hasta la fecha no hay ningún programa y la discusión que haremos será con todos los elementos sobre la mesa. Hasta hoy no tenemos candidato ni candidata presidencial.
-¿Cuando habla de políticos que traicionaron esperanzas, incluye a Bachelet?
-Cada uno sabrá donde la aprieta el zapato no quiero andar apuntando con el dedo a quien traicionó o no sus principios. Cada persona debe saber en su fuero interno qué hizo mal y si tiene que hacer un mea culpa. Muchas personas de la Concertación, luego del movimiento estudiantil del 2011 han hecho un mea culpa. No sé hasta qué punto se ponen de acuerdo en eso. Creo que es una pregunta que hay que hacerla a esos mismos actores. Yo no voy a personificar.
EL FUTURO
-¿Qué pasos vienen ahora para su candidatura?
-Conversaciones hemos tenido con Víctor Barrueto, que dice que está dispuesto y tengo entendido que Laura Albornoz también dice estar dispuesta a ir a primarias. No veo razón para que no haya primarias si los dos candidatos quieren hacerlas.
 
Publicado en: www.lanacion.cl