Ley Papitos Corazón es aprobada unánimemente en la Cámara

Con una votación unánime fue aprobado el proyecto de reforma constitucional presentado por el Frente Amplio, que faculta al Juez de Familia para autorizar el retiro de fondos de pensiones de los padres morosos.

Según datos del Poder Judicial, el 84% de los deudores en causas de alimentos no paga la pensión fijada por el tribunal, y hasta el mes de septiembre las solicitudes de retención han superado las 500 mil, develando la indefensión en la que viven miles de niños, niñas y adolescentes que no reciben lo que por ley les es asignado, y que obliga a las madres a perseguir a los padres para conseguir lo que les corresponde.

El proyecto establece, entre otras cosas, que el deudor de alimentos impagos será notificado por medio del correo electrónico que el afiliado tenga registrado en la AFP, y que el pago de la deuda deberá realizarse dentro de 10 hábiles desde que venza el plazo que el alimentante tiene para oponerse a la liquidación.

El diputado Alejandro Bernales señala: “muchas veces el trabajo del Congreso está rodeado de frustración por no ser lo expeditos que a todos nos gustaría, sin embargo ese trabajo cobra sentido en momentos como este. Hoy avanzamos en hacer justicia con niños, niñas, adolescentes y madres. Entendemos que este resultado no termina con la injusticia estructural que viven las familias, pero nuestro compromiso es ir avanzando a paso firme en esa dirección”.

Natalia Castillo, coautora del proyecto y diputada de Revolución Democrática añade: “el 84% de las pensiones de alimentos no son pagadas, tenemos una emergencia evidente donde el Estado debe hacerse responsable y partícipe de asegurar que se cumpla el bien superior del niño, y las responsabilidades de los alimentantes con niñas, niños y adolescentes. Aprobar la Ley Papitos Corazón es el primer paso, pero tenemos que avanzar en medidas como un Fondo Solidario que resuelvan este drama que afecta a tantas mujeres y sus hijos”.

Finalmente el diputado Vlado Mirosevic apunta: “desde el Partido Liberal sentimos que es un acto de justicia y de dignidad para niños, niñas y adolescentes presentar y aprobar este proyecto. Y también es un acto de reparación para cientos de miles de madres que han hecho todo por el cuidado de sus hijos e hijas teniendo todo en contra”.