Ley de Participación Ciudadana

Es nuestro deber como ciudadanos el contribuir al fortalecimiento de nuestra débil democracia, un criterio relevante para “medirla”, justamente, está dado por la apertura de instancias vinculantes –y no- en que participe la ciudadanía como actor principal y no solo en términos de ser oídos y/o consultados. Todos tenemos derecho a participar en la gestión pública, pero en realidad muy pocos lo saben. En 2011 fue promulgada la ley 20.500 cuyo objetivo es disminuir las brechas de desigualdad en la toma de decisiones, ya que históricamente un empresario con un nuevo proyecto ha tenido mayor poder de decisión que un vecino que incluso ha vivido toda su vida en la comuna.

Nuestra democracia es débil, partiendo por un sistema binominal que no elige representantes proporcionales, regiones que son opacadas por el centralismo al no tener incidencia directa a la hora de escoger autoridades, dirigentes sociales que ven coartada la posibilidad de tener participación política relevante, por la inexistencia de la chance de que la ciudadanía presente proyectos de ley, etc, en general, creemos que nuestra institucionalidad no tiende al fortalecimiento de la democracia, y si bien es cierto que para revertir esto se necesita voluntad política, consideramos que el punto de partida lo constituye la ciudadanía, por esto, el territorio de Santiago Poniente hace una invitación para asistir este sábado 03 de agosto a las 15:00 horas en la sede de la CUT Maipú ubicada en  Av. 5 de Abril 450 para poder conversar sobre Participación Ciudadana, primeramente escucharemos tres breves exposiciones sobre conceptos relevantes, el marco jurídico regulatorio vigente y el uso efectivo que, como ciudadanos, se puede hacer de la institucionalidad actual para posteriormente dar espacio a preguntas y experiencias que los asistentes quieran compartir.

Sin duda, nuestra intención como territorio es generar instancias para poder proporcionar a la comunidad información relevante sobre los mecanismos de participación que ofrece nuestra institucionalidad, -audiencias públicas, consultas, cabildos, plebiscitos, mesas territoriales, presupuestos participativos- y sobre su acogida. –estudios indican que un 48% de las municipalidades no cumplen con esta ley; el 50% cumplen y un 2% de los municipios van más allá de la ley en cuanto a la participación ciudadana- y a la vez, nos interesa conocer las inquietudes y anhelos de nuestros vecinos, para entre todos aportar a lo que nos importa, fortalecer la democracia con su actor principal: participación ciudadana.
Según estudio publicado en noviembre del 2012 por CIPER, quienes trabajaron en una plataforma para el monitoreo de los municipios de Santiago (Programa Santiago como vamos), Maipú es la comuna mejor evaluada en cuanto a esta ley. Esta es una gran oportunidad para que todos conozcamos la ley y poder aplicarla cuando sintamos que el desarrollo de ciertos proyectos o la falta de éstos nos afecten y podamos ser partes de las gestiones que involucran nuestra comuna.
¡Los esperamos!