Los Territorios como parte intrínseca de las demandas sociales

Por Maritza Delgado Castillo, Coordinadora Territorio Coquimbo.

El 12 de enero del 2017, militantes del ex territorio Elqui y simpatizantes nos reunimos concretando nuestro anhelo de crear el territorio Coquimbo de RD. Con más dudas que certezas, acordamos mantenernos en la comuna, fortalecernos, y darnos tareas destinadas a mover el cerco del clientelismo, con todas las adversidades que eso conlleva, en un gobierno local dirigido por la democracia cristiana durante largos 28 años, un desafío mayúsculo pero no mayor a nuestro ímpetu.

A casi dos años, como territorio otras dudas y necesidades han surgido, podemos decir que nos hemos fortalecido, mantenemos un ambiente de respeto y apoyo, identificamos las demandas locales, y nuestras propias ventajas y desventajas como espacio basal.

Los territorios cumplen la función de ser hilo conductor entre ciudadanía y representantes electos, asimismo tienen la labor de trabajar de forma conjunta con otros espacios internos de nuestro partido, como directamente con los movimientos sociales.

Como espacio basal tenemos la particularidad de tener una mirada más amplia de la realidad de las localidades, identificando las demandas ciudadanas, dado que nos sentimos ciudadanos profundamente comprometidos con nuestro territorio.

Nos reconocemos como parte de las demandas sociales, no como meros instrumentos. No obstante, la tarea mayor es mostrar con hechos que podemos ser alternativa, que nuestra gente se identifique en nosotros como opción de transformación, como agentes de cambio en la forma de hacer política, de cara a la gente, colaborativa, generosa y desinteresada, en cualquier momento, no solo en campaña.

Como territorio Coquimbo entendemos y necesitamos tener representantes populares, pero sublimamos las formas menos convencionales, de paso lento y seguro, que tienen por objetivo familiarizar la política con lo cotidiano, levantando demandas comunales y regional. Por eso nuestro desafío para el 2019 es, que de forma paralela rompamos la lógica de inserción en el escenario político local, mediante acciones propositivas, emanadas desde el trabajo local junto al FA, primando el objetivo de transformación social desde la desafección al protagonismo en la demanda de nuestros derechos.