¡No al cierre de escuelas públicas!

Lee la carta abierta de Revolución Democrática dirigida al alcalde Rodolfo Carter cuestionando el cierre de escuelas públicas

Sr. Alcalde,

Como movimiento comprometido con una educación pública digna y de calidad, en Revolución Democrática hemos recibido con mucha preocupación su intención de cerrar cuatro escuelas municipales de la comuna de La Florida: Áreas Verdes, Villas Unidas, República Dominicana y Cataluña. Este cierre afecta directamente a 1.280 familias de la comuna, y ha causado un justificado revuelo entre los apoderados, alumnos, profesores, y diversas organizaciones sociales de la comuna.

La educación pública gratuita cumple un rol insustituible en nuestra sociedad y es responsabilidad de la municipalidad desarrollar una administración que permita mantenerla en los altos niveles de calidad que el país requiere. Para lograr este objetivo, actualmente el gobierno central está entregando enormes recursos – por ejemplo, a través de la ley SEP – que están dirigidos especialmente a los establecimientos que cuentan con un alto porcentaje de alumnos desaventajados. Adicionalmente, el MINEDUC le ha entregado a la comuna recursos especialmente destinados al fortalecimiento de la educación pública (FAGEM). Por ambos conceptos, su municipio recibió más de 2.500 millones de pesos el año 2012. Estos recursos, con una buena administración, debieran utilizarse para ofrecer una educación pública de calidad, que satisfaga las expectativas de los padres, y que provea a los niños y jóvenes las oportunidades de desarrollo que todos los chilenos merecen y esperan.

Lamentablemente, este no es el caso de La Florida, que desde hace varios años ha mostrado una educación pública más bien deficitaria, ocupando, según un estudio reciente de Educación 2020 (disponible en www.educacion2020.cl), el lugar 52 de eficiencia en la gestión escolar entre 61 comunas de similares características (es decir, se encuentra entre las 10 peores de su categoría). Parte de esa mala gestión se ha expresado en una disminución de la matrícula municipal de la comuna que alcanza un preocupante 60% desde el 2002 a la fecha.

Para enfrentar este urgente problema de calidad no creemos que la salida consista en cerrar establecimientos abruptamente, sin diálogo ni participación. Dicho cierre más bien desarticula o destruye comunidades educativas que si son apoyadas debidamente pueden prosperar, y atraer más estudiantes. Además, es necesario que las comunidades educativas afectadas conozcan y participen del proceso de definición de la continuidad de sus establecimientos, antes que ser simplemente informadas de su clausura. Tal medida debiese estar reservada a casos muy excepcionales, que creemos no se justifican en esta ocasión.

Frente a lo anterior, exigimos que se hagan explicitas todas las medidas tomadas en forma previa a la decisión de cierre. De no existir aquellas, éstas debiesen implementarse a la brevedad, deponiendo la decisión de clausurar los establecimientos.

Como ciudadanos solicitamos conocer la siguiente información, que por ley de transparencia debe entregarse a los actores que lo requieran:

1. ¿A qué se han destinado en el último años los casi 2.000 millones de pesos anuales disponibles por ley SEP para el mejoramiento de la educación municipal? ¿Han llegado estos recursos a los establecimientos?
2. ¿Qué tipo de programas de apoyo han recibido las cuatro escuelas que se pretende cerrar?
3. ¿Cuáles son las medidas que se han tomado como municipio para enfrentar la “baja sostenida de matrícula” en los últimos años, y por qué no se ha podido revertir?
4. ¿Qué medidas contempla el PADEM comunal para hacerse cargo de este problema?
5. ¿Qué respaldo legal existe para tomar una decisión de cierre, si es que no está considerada en el PADEM, ni ha sido notificado al Departamento Provincial de Educación Respectivo?
6. ¿Qué criterios se utilizaron para definir el cierre, y qué número de escuelas públicas piensa cerrar en el futuro? ¡La Florida cuenta apenas con un 20% de educación pública! ¡No es posible continuar con el cierre unilateral de colegios públicos!
7. ¿Por qué se está destinando a los estudiantes de estas escuelas a otros establecimientos con todavía peores indicadores de matrícula y resultados SIMCE, como muestra la evidencia?

En definitiva, creemos que lo que hoy se requiere en La Florida son medidas efectivas para una mejor administración de las escuelas municipales, que permitan ofrecer una educación pública de calidad, que satisfaga las expectativas de los padres y de las comunidades que atienden. Esa tarea, señor Alcalde, es de su responsabilidad y probablemente varios ciudadanos votaron por usted tomando su compromiso de fortalecer la educación pública.

A lo largo de Chile hay numerosos ejemplos de escuelas municipales gratuitas que obtienen resultados educativos de excelencia, y que cuentan con una gran demanda por parte de las comunidades que atienden. También en La Florida hay establecimientos municipales de reconocido prestigio, que no sólo obtienen resultados educativos de excelencia sino que también cuentan con el respaldo y de las familias y apoderados del sector. Es labor de la municipalidad procurar que todos los establecimientos municipales tengan un desempeño similar, ofreciendo educación digna, de calidad y bien administrada. Si este objetivo no se ha logrado, creemos que el camino no es simplemente cerrar los establecimientos. Por el contrario, es redoblar los esfuerzos para dar cumplimiento cabal a la responsabilidad que le cabe a la municipalidad con los vecinos.

Resulta paradójico que el alcalde que regaló cuadernos escolares con su fotografía a los estudiantes de colegios públicos en un año electoral, sea el mismo cuya administración dictamine el cierre de estos al año siguiente. Además, se debe sumar un último hecho, no menos importante: algunos de los colegios afectados fueron construidos gracias a la propia comunidad, por ejemplo, el Colegio Áreas Verdes está construido en un terreno donado por trabajadores hace más de 40 años y la construcción se hizo con el apoyo de la Embajada de Perú, mientras que el Colegio Villas Unidas está construido en un terreno que la comunidad le cedió al MINEDUC.

Estamos seguros que las comunidades escolares (directores, docentes, paradocentes, padres y apoderados) en conjunto con el resto de la comunidad y la autoridad comunal, podemos buscar estas soluciones y que la comuna entregue una educación pública, gratuita y de calidad, que asegure un nuevo flujo de más estudiantes hacia ella. Este debe ser el compromiso de todos, por lo que conminamos al Alcalde a manifestar su abierto apoyo en este sentido y que tome las medidas necesarias para revocar la decisión de cierre de todas las escuelas afectadas.

Atentamente,
Revolución Democrática

Territorio La Florida – Comisión de Educación Revolución Democrática

Publicado en El Dínamo