RD a la vanguardia en la búsqueda de la igualdad de género

Por equipo responsable del Diagnóstico para la Igualdad de Género en Acción: Cecilia Millán, Macarena Bravo y Romina Cejas.

En 2018 concluyó la primera etapa del diagnóstico de igualdad de género del partido, DIGA (Diagnóstico para la Igualdad de Género en Acción) que persigue analizar los obstáculos que tienenlas mujeres para poder participar de forma activa e igualitaria en política, a través del conocimiento de la experiencia de hombres y mujeres militantes de Revolución Democrática en diferentes cargos de representación, considerando sus posiciones, condiciones, intereses y expectativas.

Los diagnósticos de género constituyen una piedra angular de los procesos de cambios institucionales y culturales; proceso ineludible del mainstreaming de género -aportación esencial de Beijing-,  que consiste en una herramienta (o política) de igualdad de género que incorpora acciones transversales y específicas (acciones afirmativas), integrando la igualdad de mujeres y hombres como el eje central de la actuación pública y privada, antagonista de las políticas maternalistas y de equidad adoptadas hasta la fecha en Chile.

Esta iniciativa nació en noviembre del 2017, cuando seis mujeres militantes de RD nos juntamos con la motivación de realizar un diagnóstico sobre los obstáculos que tienen las mujeres para participar en política e implementar acciones para su cambio; en ese camino algunas permanecimos, se incorporaron nuevas militantes y otras tuvieron que dejarlo. 

A lo anterior se sumó el impulso otorgado por la Comisión de Participación Política de las Mujeres, a través del Fondo de Fomento a la Participación de las Mujeres, que contempló dentro de sus primeras actuaciones la ejecución de un diagnóstico. Es importante destacar que su materialización ha sido posible gracias a la invaluable participación de mujeres y hombres del partido en los grupos de discusión, personas todas dispuestas a colaborar para alcanzar los objetivos propuesto con esta acción.

Esta primera etapa contempló 5 grupos de discusión, 3 de mujeres, 1 mixto y 1 de hombres, con un total de 43 personas participantes de diversas instancias de poder, en distintos períodos, analizando la información a través de una técnica estructural y de contenido, que permite la descripción objetiva y sistemática del contenido manifiesto y también implícito de la comunicación. 

El marco de análisis se definió a partir de los obstáculos de partida, entendidos como carencia en las mujeres de destrezas, conocimientos y oportunidades para entrar en el juego político en igualdad de condiciones con los hombres, resultado de la socialización diferencial; los obstáculos de entrada, impuestos por la cultura en términos de estereotipos sobre las esferas de acción y papeles que deben cumplir las mujeres, que las distancia del mundo de lo público; y los obstáculos de permanencia, que encuentran las mujeres una vez que han logrado entrar en la política, y donde se han detectado las principales brechas.

De esta manera RD se ha convertido en el primer partido político que pone en marcha un análisis de esta naturaleza, que continuará en 2019, posicionándose a la vanguardia de los partidos políticos en Chile, como punto de partida de una profundización democrática, de aplicación de la transparencia en las relaciones de sus integrantes e innovación para enfrentar el desafío de la igualdad real de mujeres y hombres.