RD solicita vía proyecto de resolución que Presidente Piñera de término definitivo a concesión de Essal

A través de un proyecto de resolución, la bancada parlamentaria de Revolución Democrática (RD) solicitó un pronunciamiento de la Cámara donde manifieste su preocupación por la emergencia sanitaria que afectó a las y los habitantes de la ciudad de Osorno, y que el Presidente de la República Sebastián Piñera, de término definitivo a la concesión a la empresa Essal, junto con indemnizar a las familias afectadas tras el corte de agua potable.

“No podemos permitir que este tipo de emergencias vuelvan a ocurrir y ya es hora de replantearse la necesidad de hacer del agua un Derecho Humano para las chilenas y chilenos”, señaló Catalina Pérez, presidenta y diputada de RD, quien estuvo acompañada de la Directiva Regional de Los Lagos RD y dirigentes de Osorno del partido, quienes presentaron una denuncia en la Superintendencia de Medio Ambiente y un recurso de protección contra la empresa en la región de Los Lagos.

“Creemos que la crisis de Osorno y la catástrofe de Essal es síntoma de una privatización nefasta que hubo en Chile en democracia, una privatización neoliberal hecha a la medida de los grandes grupos económicos que lucran con el agua. Es decir, unas multas irrisorias, de $600 millones como máximo, y la posibilidad de quitar la concesión, me parece que es un mínimo, junto con poder replantear la regulación sanitaria pero también la recuperación democrática del agua”, mencionó el senador por la región de Valparaíso, Juan Ignacio Latorre.

En esta misma línea, Rodrigo Mundaca, del Movimiento de Defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la protección del Medio Ambiente (Modatima), agregó que “cancelar la concesión de Essal es una medida lógica, no obstante, será completamente inútil si no se instala la necesidad de discutir la priorización del agua como un bien común, y su acceso un derecho humano”.

Según indican dirigentes de la zona, este no es el único problema de la empresa en la región ya que se le atribuye responsabilidad en la contaminación del Lago Llanquihue, en la Bahía de Ancud y en el Estero Clavito en Los Muermos. “Estos últimos días hemos conocido el Informe de fiscalización de la SISS respecto de la planta de producción de agua Caipulli. El informe es rotundo, serios problemas en la infraestructura y operaciones. Tal situación se conocía por la autoridad desde octubre de 2018 y la no toma de medidas oportunas tuvo a 48.000 familias por diez días sin agua potables, con costos sanitarios, ambientales y económicos de alto nivel”, dijo Esteban Vielma, presidente de la directiva regional de RD Los Lagos.

La información fue dada a conocer al mismo momento en que se realiza una sesión especial en el Senado donde se abordará la situación que afectó a la comuna Osorno.