Revolución democrática apoya las demandas y movilizaciones de los profesores

En la actual discusión sobre la agenda corta entre el Magisterio y el Ministerio de Educación, Revolución Democrática expresa su apoyo a las demandas de los profesores que buscan poner término al agobio laboral y tener una solución digna y concreta a la deuda histórica. Como movimiento político, consideramos que el Gobierno debe plantear una pronta respuesta a estas demandas para así disminuir la tensión que se ha generado en el seno del cuerpo docente del país.
Llamamos a adherir a las movilizaciones docentes, con el objeto de defender y profundizar la reforma educativa. Creemos que la reforma se debe llevar a cabo a través de un diálogo abierto con todos los profesores de Chile, respetando siempre la convivencia pacífica y el diálogo democrático. Además hacemos un llamado a buscar siempre la unidad y la participación sostenida de cuerpo docente nacional. En este sentido condenamos el uso de la violencia como medio de expresión y no apoyamos a grupos que la usan en pro de la causa docente, ya que como educadores y formadores debemos velar por defender y ser ejemplos del ejercicio democrático.
Demandamos que el diseño de la Política Nacional Docente incorpore la participación y visión de todos los docentes de escuelas y liceos municipales, particulares subvencionados y particulares pagados. Esta contribución se debería materializar a través de instancias locales de discusión y mecanismos transparentes para su incidencia en la confección de dicha política pública. Esperamos que esas instancias de participación sean concretas y vinculantes, y que se realicen en un marco de legitimidad amplio y democrático.
Para concretar este apoyo, Revolución Democrática, a través del Frente Docente, promoverá alianzas transformadoras con los movimientos sociales y políticos que buscan mayor participación e incidencia en las definiciones para una Política Nacional Docente universal y participativa. Trabajaremos para fortalecer el desarrollo profesional docente y la construcción democrática de un Proyecto Educativo Público.