Columna |Tratamiento del cáncer: Desafíos del sistema de salud en Chile

Por Sebastián Contreras, Comisión de Salud RD.

Dado su incidencia e impacto emocional, el cáncer es un problema de salud pública, que constituye la segunda causa de muerte en Chile, muy cerca de las cardiovasculares. En la actualidad uno de los grandes retos de la oncología es la atención a los pacientes que sobreviven a la enfermedad. Depende de cómo avance el cáncer y a que órganos afecte, pero la verdad es que la medicina y sus tratamientos avanzan ofreciendo una esperanza de vida mucho mejor.

Facilitar la atención necesaria a los pacientes y a sus familiares a largo de las distintas fases de la enfermedad: diagnóstico, tratamiento y en la posterior rehabilitación o fallecimiento. Asimismo, uno de los desafíos de la oncología en Chile debe garantizar el tratamiento de las secuelas y efectos secundarios, la atención psicológica y al entorno familiar y social, la rehabilitación física y el mantenimiento de recursos sociales, laborales y económicos.

Pero para cumplir estos compromisos es preciso adecuar nuestras estructuras y contar con recursos necesarios para fortalecer nuestra abandonada salud pública, además de colaborar con los distintos niveles de la atención sanitaria y, sobre todo, con una implicación absoluta de los profesionales de salud familiar. Solo así se puede atender esta importante demanda, sin embargo, la inversión económica tanto en investigación como la asistencial es insuficiente.

Según los expertos, para este 2020 el cáncer se convertirá en la primera causa de muerte en nuestro país y, de hecho, ya lo es en seis regiones. Esta enfermedad que genera un alto costo emocional y también de bolsillo llego para quedarse y resulta incomprensible que las medidas en cuanto a políticas públicas aun no sean sustentables en establecer un financiamiento permanente, para la implementación de la ley que hoy se discute, lo que se traduce en una falta de voluntad política para enfrentar el tratamiento de cáncer en Chile. El desarrollo de la patología es desalentadora en Chile; Actualmente la realidad es que cada hora en el país mueren tres personas debido a un cáncer, y la situación es que los recursos que podrían destinarse para mejores prestaciones en el servicio público de salud, con la ley como está, sería una inyección de recursos para el sector privado, con la compra de servicios, siguiendo con el desmantelamiento de la salud pública, que hoy enfrenta la escasez de insumos más grande en los últimos tiempos, que afecta directamente la salud de los pacientes que se atienden en el sector público, cerca del 80% de la población.