Editorial | Mejorar nuestra Democracia

Por Catalina Pérez, presidenta de Revolución Democrática, y Pablo Vidal, jefe de bancada RD. Publicada en La Tercera.

Revolución Democrática nace como una respuesta a demandas sociales transversales y masivas de consagración de derechos, seguridad social y fortalecimiento de la democracia. RD emerge de la lucha por la educación como derecho social, y la necesidad de transformación radical de nuestra democracia, para mejorarla, profundizarla y abrirla.

Hoy seguimos viendo con preocupación cómo nuestra democracia mantiene su déficit de cara a la ciudadanía, que los “problemas reales de la gente” siguen sin ser la prioridad de la clase política tradicional, y que quienes entramos a la política para cambiarla, seguimos chocando contra los mismos muros institucionales diseñados en dictadura.

A estas alturas es un consenso de todos los sectores políticos que las instituciones públicas atraviesan un brutal nivel de deslegitimidad y de quiebre de confianzas  con la sociedad. Pese a eso, pareciese que aún cuesta reunir las voluntades para realizar transformaciones profundas que permitan sentar las bases para construir una sociedad más justa y democrática. Hemos aceptado la invitación del Gobierno a conversar, porque no claudicamos en dicho esfuerzo. Valoramos que el Ejecutivo comience a reconocer aquello que venimos pidiendo hace más de 7 años: la necesidad de realizar todas las reformas que sean necesarias para terminar con los privilegios, mejorar la calidad de la política y fortalecer nuestra democracia.

La crisis de legitimidad que tiene nuestro sistema democrático no se reparará con pequeñas reformas legales, sino que requiere de un nuevo pacto social, abierto y democrático, a través de una Asamblea Constituyente como proceso y mecanismo fundamental para dar sustentabilidad a las reformas políticas que necesitan las instituciones de nuestro país, para pasar de un país de privilegios a uno de derechos.

Para que el diálogo propuesto por el Gobierno sea fructífero para la ciudadanía, le presentaremos al ministro Chadwick un conjunto de medidas que venimos trabajando desde nuestra creación, algunas que se han visto plasmadas en proyectos de ley de nuestra bancada, en el programa presidencial del Frente Amplio y en instancias de deliberación con la ciudadanía. Hoy seguimos considerando central en el debate la rebaja de la dieta parlamentaria y la reducción de los altos sueldos en el Estado; reducir la cantidad de parlamentarios con un Congreso Unicameral, lo que permite un parlamento más representativo y eficiente, que integre además a los pueblos indígenas; y para tener municipios de mayorías, también nos parece fundamental la segunda vuelta municipal y poner urgencia a la Ley de Cuotas. Acompañaremos a estas propuestas otras relativas al fortalecimiento de gobiernos locales, poder judicial, Tribunal Constitucional, conflictos de interés, entre otras.

En RD siempre hemos estado disponibles para dialogar, con quien sea necesario, para encontrar soluciones a los problemas que aquejan a nuestro país, porque, como nuestro nombre lo dice, lo que Chile necesita es avanzar hacia una verdadera Revolución Democrática.