Cómo Revolución Democrática quiere sacar a Labbé de Providencia

Te invitamos a leer el reportaje sobre Revolución Democrática en el The Clinic

El sábado pasado unas cuatrocientas personas se reunieron en el Puente del Arzobispo, en pleno Providencia. La idea: hacer una cita al video de la campaña del NO y así apoyar la candidatura de la socióloga Josefa Errázuriz al municipio.
Esta vez, todos iban vestidos de verde. Viejos, jóvenes, niños y guaguas. Hasta los perros. El hecho, insólito en una campaña municipal -más que nada en Providencia- se debe en gran parte al apoyo y la gestión que ha entregado el movimiento Revolución Democrática, que se empezó a formar en enero de este año y tiene como principal líder al ex presidente de la FEUC, Giorgio Jackson.
Revolución Democrática comenzó organizándose a través de territorios que comprendían una o dos comunas. En total son quince a lo largo de Chile, cada territorio tiene una agenda y en reuniones semanales debaten cuáles debieran ser las “revoluciones” pertinentes a cada sector. Al territorio
Providencia-Ñuñoa llegaron dos semanas antes de las primarias municipales que decidirían si sería Cristóbal Bellolio, Josefa Errázuriz o Javier Insulza el contrincante del actual alcalde Raúl Labbé. Y es el sector que más ha prendido.
-Ahí el territorio decide, casi como un acto republicano, hacer un debate para que la gente se informe más. Y en ese debate, los miembros de la Revolución Democrática se convencieron de que la mejor candidata para la comuna era Errázuriz -explica Jackson.
La Revolución Democrática, explican sus miembros, se armó en torno a gente que se conoció gracias a su participación en distintas causas ciudadanas o luchas sociales que se dieron durante el año pasado.
-Gente que se tenía confianza ahí y que no tenía una alternativa de organización política. Ahora estamos tratando de vehiculizarlo hacia una nueva manera de ver la democracia -dice Nicolás Valenzuela, miembro de la Revolución Democrática y coordinador de la campaña de Josefa Errázuriz.
Para eso están organizando un congreso entre el 7 y el 9 de septiembre, que reunirá a todos los participantes del movimiento a lo largo de Chile y donde se pretende discutir estrategias. Por ejemplo, definir sus posturas en las presidenciales, si levantarán un candidato en esas elecciones y en las parlamentarias, qué harán con relación al movimiento estudiantil, etcétera.
Valenzuela, que fue secretario general de la FEUC durante la presidencia de Miguel Crispi, asegura que la formación política de todos es autogestionada y que por lo mismo, incursionar en la pelea eleccionaria en una comuna como Providencia tiene complejidades y aprendizajes.
-Nosotros de partida nos declaramos revolucionarios y eso supongo que de alguna manera te sitúa en un lugar de los ejes políticos, pero nosotros estamos tratando de innovar en las formas -dice Valenzuela.
Quiénes son
La participación de la Revolución Democrática en el territorio Providencia-Ñuñoa incluye que algunos de sus miembros tienen hoy roles estratégicos en el equipo de campaña de Errázuriz. Valenzuela asumió como coordinador y con él se integraron la coordinadora, la encargada de comunicaciones y el coordinador territorial del movimiento. Al equipo sumaron gente de partidos más tradicionales -como RN y Red Liberal-, gente de la Concertación y el PC.
-La campaña reúne desde el PC hasta viejos ex miristas y la derecha liberal, que incluye formalmente a Bellolio y Red Liberal, pero que también de manera más subterránea incluye a partes de RN que están muy tensionados con la UDI- dice Valenzuela.
Son también colaboradores de la campaña dos de los responsables de la campaña del NO, Eugenio García y Javier Martínez, además del dramaturgo Pablo Paredes. Completan el círculo de apoyo actores, intelectuales y gente vinculada a la cultura. Valenzuela agrega el apoyo de gente joven sin referente político al cual adherir y “viejos que ya están chatos de la Concertación”. Este amplio apoyo, dice, les ha permitido moverse de forma expedita en una comuna donde antes era impensable que un candidato le hiciera el peso a Labbé.
-Hay gente que no se ha vinculado desde los partidos, sino como vecinos. Jorge Burgos, diputado de acá, se inscribió como voluntario ciudadano en nuestra página web, como uno más- cuenta Valenzuela.
En Ñuñoa, donde el proceso no ha sido tan potente como en la comuna vecina, el trabajo ha estado más orientado a contactarse e iniciar trabajos con las organizaciones comunales. En Providencia se sienten cómodos -aunque no confiados- con la mayoría que se ha formado: ya tienen 700 voluntarios inscritos. Valenzuela explica la coyuntura dada por el desgaste tras 16 años de gestión, los “cagazos políticos” como el homenaje a Krasnoff, las expulsiones ilegales de los alumnos de liceos de la comuna, la inscripción automática y el voto voluntario y la unidad en la oposición son una cantidad importante de factores que hacen pensar que ahora es el momento.
-La elección en Providencia jamás va a ser fácil, pero hay una ciudadanía participativa-dice.
Asegura que el ninguneo al que ha recurrido Labbé para descalificar a Errázuriz les ha permitido posicionarse y que cada intervención pública del actual alcalde le sale en contra. Y que saben que actualmente la UDI está metiendo “mano negra”, interviniendo directamente en los medios para bajar la presencia comunicacional de Errázuriz. Pero que el triunfo de la socióloga y dirigenta comunal sería una verdadera transición.
-Yo creo que la última transición democrática tiene que pasar en Providencia. Yo no sé si Labbé es el nuevo Pinochet, pero es un personaje muy desagradable que es del pasado. Aquí nosotros ni siquiera estamos hablando de construir el futuro, sino de ajustarnos al presente- asegura.