Declaración sobre Estatuto Laboral Joven

Por la Directiva Nacional de Revolución Democrática y el Frente de Trabajadores RD Región Metropolitana.

Como Revolución Democrática valoramos el trabajo serio y responsable de nuestra bancada parlamentaria, de la oposición y de las organizaciones sociales y en especial de las asociaciones de trabajadores y trabajadoras, cuyo esfuerzo conjunto logró doblar la mano al Gobierno en beneficio de la ciudadanía. Ello representa la política que desde nuestro partido queremos impulsar, mejoras para nuestra sociedad, desde una oposición capaz construir y proponer, en conjunto con todos los actores y actrices involucradas.

El proyecto original de estatuto laboral joven presentado por el gobierno precarizaba las condiciones de trabajo de los jóvenes, abriendo las puertas al abuso por parte de empleadores, y por tanto representaba un fuerte retroceso en materia de derechos laborales. Como Revolución Democrática y desde el Frente Amplio fuimos críticos y rechazamos en la Sala de la Cámara de Diputados la iniciativa, debido a que implicaba una lesión en derechos fundamentales como la jornada laboral, el descanso laboral, el derecho al fuero sindical, el derecho a la seguridad social y la indemnización por años de servicio.

Sin embargo, a partir de los esfuerzos de la oposición durante el trámite legislativo se incorporaron aspectos que corrigieron los principales puntos de preocupación: la discontinuidad de la jornada laboral se limitó y quedó sujeta a los horarios del estudiante; el tipo de contrato se incluyó en el marco de las jornadas parciales, en lugar de constituir un contrato especial; pasaron a considerarse accidentes del trabajo los que ocurran entre los lugares de estudio y trabajo; y al incorporar estos derechos se redujo el riesgo de sustitución laboral. De esta forma, se logró avanzar en mejoras para modificar este proyecto en términos sustantivos, suprimiendo la mayoría de los efectos negativos sobre los derechos de trabajadores y trabajadoras, que el proyecto original implicaba. Estas modificaciones generan que el proyecto contribuya a mejorar la situación laboral de los y las estudiantes que trabajan, permitiendo que no pierdan sus beneficios (becas, gratuidad, etc.) por recibir un sueldo; que puedan adaptar su contrato temporalmente durante las vacaciones académicas; que coticen en el sistema de salud o bien se mantengan como cargas, entre otros aspectos.

En virtud de lo anterior, el día de hoy nuestra bancada en la Cámara de Diputados votó las modificaciones del Senado al proyecto, aprobando la mayoría de ellas. Con estas modificaciones se deja atrás la versión del proyecto impulsada por el Gobierno, que habría generado un grave daño a la vida de los trabajadores y trabajadoras que recién inician su vida laboral mientras estudian para tener un futuro mejor.