Editorial RDiano | Relaciones con Bolivia tras La Haya: una nueva etapa con el país vecino


 
 
Por Pablo Vidal, Diputado Distrito 8 y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados 
 
 
 
 
 
 

El día lunes 1 de octubre se cerró una etapa en las historia de las relaciones entre Chile y Bolivia. El año 2011 el Presidente Evo Morales anunció que demandaría a Chile ante la Corte Internacional de Justicia. A partir de ese momento las relaciones entre nuestros países se hicieron menos fluidas y menos cordiales, hubo declaraciones cruzadas de distintas autoridades de ambos países durante todos estos años, pero ese largo proceso culminó. Entonces la pregunta que cabe ahora es ¿qué características tendrá esta nueva etapa en las relaciones de nuestros países?

El primer reconocimiento que debemos hacer es que Chile y Bolivia siguen siendo hoy países vecinos y hermanos, partes de una misma Latinoamérica convulsionada por las diferentes crisis políticas y económicas que remecen a países como Argentina, Brasil o Venezuela, pero que afortunadamente hoy encuentran con una buena estabilidad política, económica y social tanto a Chile como a Bolivia.

Es necesario comprender también que la demanda marítima boliviana sigue vigente, está establecida en su Constitución y seguirá siendo exigida por sus gobernantes por diferentes mecanismos, por otra parte, Chile sabe que no ha contraído ninguna obligación de negociar una salida al mar para Bolivia. Ante esta dualidad caben solo dos opciones, la sordera o el diálogo.

Nuestra invitación es abrir todos los espacios de diálogo posible entre dos países que somos hermanos, que compartimos frontera, que compartimos una historia de pertenencia cultural indígena, con una fraternidad clara entre nuestros Pueblos, muy superior a la que han podido tener nuestro gobernantes. Tenemos que pensar en el futuro, en las diversas oportunidades de integración que tienen nuestros países, en generación eléctrica, en combustibles, en nuestras reservas de Litio, en la escasez hídrica, en la complementariedad de nuestras economías.

A 135 años del fin de la Guerra del Pacífico podemos decir que esta semana se inicia una nueva etapa en las relaciones entre Chile y Bolivia, y será labor de todos y todas construir ese futuro común de prosperidad y desarrollo nuestro pueblos de Chile y Bolivia, y junto con nosotros. para toda Latinoamérica.