Frente Amplio llama a agilizar debate por escaños reservados para pueblos indígenas: “El Estado chileno tiene una deuda enorme”

Este jueves concluyó el plazo para ingresar indicaciones a la reforma que establece escaños reservados para pueblos originarios en la Convención Constituyente, en caso de ganar la opción “Apruebo” en el plebiscito del 25 de octubre.

En ese marco, el diputado de Revolución Democrática (RD) y miembro de la Comisión de Derechos Humanos y Pueblos Originarios de la Cámara, Miguel Crispi, hizo un llamado a sus pares del Senado a agilizar el debate, para definir prontamente la fórmula que permitirá implementar dicha reforma.

Tanto la Cámara como el Senado ya aprobamos en general el proyecto de escaños reservados a pueblos indígenas, pero todavía sigue entrampada la fórmula para llevarla a cabo. No podemos seguir dilatando este tema. Hemos trabajado con las comunidades indígenas para avanzar en esta materia desde el año pasado, por lo que espero se llegue pronto a un acuerdo político”, dijo el parlamentario del Frente Amplio (FA).

En la misma línea, Crispi enfatizó que “debemos consensuar la fórmula para que todos los pueblos originarios queden representados de la mejor manera en la Convención Constituyente. Esto tiene sentido en función de la exclusión que han sufrido desde hace demasiado tiempo. El Estado chileno tiene una deuda enorme con los Pueblos Indígenas y la aprobación de los escaños reservados es una forma de ir reparando esa deuda. Una nueva Constitución será más legítima si se reparan espacios de exclusión que han sufrido algunos sectores por décadas”.

Por su parte, el senador de RD y representante del Frente Amplio en la Cámara Alta, Juan Ignacio Latorre, presentó ayer sus indicaciones a esta reforma, señalando que “el proceso constituyente puede ser una oportunidad privilegiada para establecer una relación moderna entre el Estado de Chile y los pueblos originarios. En ese sentido, el aprobar escaños reservados para los pueblos originarios puede constituir el mejor mecanismo de diálogo político estable, que abra una nueva oportunidad, un nuevo ciclo y un nuevo trato para saldar la deuda histórica que tiene el Estado de Chile con los pueblos originarios y particularmente con el pueblo mapuche”.

Cabe recordar que el proyecto se encuentra actualmente en la Comisión de Constitución, donde debe ser discutido en particular, antes de nuevamente pasar a la Sala del Senado y luego volver a la Cámara de Diputados.