Tomás Leighton, estudiante de La Girouette y coordinador nacional de la Cones: “Los colegios tienen que dejar de ser empresas”

El nuevo coordinador nacional de la Cones dice que su organización siempre ha estado abierta al diálogo, pero que la historia del movimiento estudiantil desde el año 2006 les ha enseñado a ser precavidos. El estudiante rechaza tajantemente la evasión de impuestos por la que su colegio fue investigado y dice que junto a Ricardo Paredes, nuevo vocero de la organización, se verán dos mundos “que se juntan para evidenciar una realidad distinta y buscar una reforma educacional profunda”.
Tomás Leighton, presidente del centro de estudiantes del colegio particular pagado La Girouette, es el nuevo coordinador nacional de la Coordinadora de Estudiantes Secundarios, Cones.
Militante del frente estudiantil de Revolución Democrática y alumno del colegio acusado de evadir impuestos, repudia el lucro en la educación en todos los niveles y se muestra en desacuerdo con las palabras del presidente del centro de padres de su establecimiento, quien señaló que mientras no les enseñaran a evadir impuestos en clases a los estudiantes no era importante.
Bajo este escenario, el estudiante de tercero medio promete estar encima de la discusión de la reforma educacional y seguir expandiendo hacia más colegios particulares pagados la participación en el movimiento estudiantil.
¿Cómo estuvo el encuentro nacional del sábado, cuando te eligieron?
La verdad es que tuvimos la asamblea donde participaron representantes de 11 federaciones regionales de todo el país y bueno, estamos contentos con la confianza que expresaron nuestros compañeros con Ricardo Paredes, elegido vocero, y de mí, electo también unánimemente como coordinador nacional de la Cones. Y en realidad súper confiado y con la responsabilidad de asumir este desafío, en un momento histórico porque en el fondo se juntan dos mundos: yo en representación de los colegios privados, y Ricardo desde los liceos municipales. Dos mundos que se juntan para evidenciar una realidad distinta y buscar una reforma educacional profunda.
Tomás Leighton¿Cómo conviven esos dos mundos?
Básicamente como estudiantes secundarios seguimos defendiendo las mismas demandas que ha levantado el movimiento estudiantil desde el 2011 y lo que se ha ampliado ha sido el espectro de quienes defendemos estas demandas. Hoy día no podemos negar la transversalidad del movimiento social, porque está llegando a espacios donde antes no llegaba, como el mundo de los colegios privados.
¿No has tenido diferencias con otros integrantes de la Cones por venir de un colegio pagado? ¿Tienes que ganártelos, o no?
Mira, la verdad es que en todo grupo político hay visiones políticas distintas e identidades distintas. Eso es natural. Donde hay una asamblea siempre van a haber consensos y disensos. En ese sentido estoy tranquilo porque no es una particularidad de la Cones el que hayan diferencias naturales. Lo importante es que se expresen en una unidad final para que levantar una demanda que nos represente a todos.
¿No tuviste que hacer un trabajo previo, demostrar algo frente a tus pares?
No, lo que tuve que hacer fue levantar una campaña en mi colegio para ganar el centro de estudiantes, de la que soy presidente este año. Y ahora en marzo empezar a trabajar en la Cones como cualquier otro establecimiento educacional. Siempre estuvo abierta la participación a colegios privados, sólo que, lógicamente, y eso no lo podemos negar, recién se está abriendo realmente el espacio para quienes provenimos de ese sector.
¿Hace cuánto tiempo colaboras con la Cones?
Desde este año. La coordinadora agrupa organizaciones federativas y centros de estudiantes y como yo antes no tenía centro de estudiantes, desde este año me he sumado al trabajo. Desde que cursaba primero medio que he ido a las marchas y he compartido las demandas estudiantiles. Pero oficialmente en la Cones estoy desde este año.
¿Cómo se genera el nexo para que tu colegio integre la Cones?
Bueno, primero aclarar que no es la institución de mi colegio, sino que el centro de estudiantes. Con consentimiento de las bases decidimos participar de esta instancia después de la invitación que nos llegó por tener centro de estudiantes. La Cones está en un proceso de ampliación, de mejoras participativas e internas y es un proceso del que me siento orgulloso de colaborar porque estamos en el fondo gestando y trabajando por la unificación de los secundarios sin importar de dónde provengan.
¿Por qué a la Cones y no a la Aces?
La Cones es una plataforma nacional que reúne federaciones regionales y actualmente se está planteando una ampliación. La Aces es otra organización, bastante respetada, pero la Cones tiene su carácter y la Aces otro. Ahora, ¿por qué nosotros decidimos participar en la Cones y no en la otra? Porque somos un centro de estudiantes y en ese sentido nos inclinamos por una organización más nacional.
También hay diferencias en cómo enfrentar este tema
No, la verdad es que no. Una cosa es lo que históricamente ha expresado la Cones y otra cosa lo que la Cones piense ideológicamente. Hay diferencias, porque, por ejemplo, la Aces tiene un conjunto de estudiantes que piensan de determinada manera y la Cones, en diferencia a ellos, reúne a estos estudiantes que independientemente de cómo piensan puedan participar de igual manera.
¿Cómo se viene este año?
Hay un cambio de gobierno y por supuesto que se dan una serie de discusiones internas en la Cones, y en el plano interno queremos seguir impulsando ser una organización más democrática y participativa posible. Por ejemplo, queremos llegar a regiones donde no se han sostenido las federaciones, a los colegios privados y también aspiramos a una organización secundaria más potente a nivel político.
¿Cómo han visto los anuncios del ministro Eyzaguirre?
La verdad es que sería ciego no vislumbrar un cambio en la concepción de lo que se refiera a desmunicipalización, a cómo percibimos que iba ser el Estado frente a los colegios públicos. En este caso nos mostramos abiertos al diálogo porque queremos participar de estos cambios. Nosotros pensamos que, sin duda, no hay reforma educacional posible sin que los actores vinculantes estén ahí. En ese sentido, no creemos que pueda haber una reforma educativa. Por lo tanto seguimos con una posición dialogante, pero aprendiendo de la experiencia, siendo más precavido a cómo se producen los diálogos.
¿Cómo han tratado el tema sobre el fin al lucro en todo el espectro educacional? Tú eres un alumno de un colegio particular pagado.
Bueno, nosotros como Cones repudiamos todo tipo de lucro en la educación, en el fondo. De esa forma pensamos que los colegios tienen que dejar de ser empresas y pasar a ser espacios educativos con un fín en sí mismo. Por lo tanto, nos oponemos al fin de lucro tanto en colegios públicos como particulares subvencionados o pagados. Eso no significa que pensamos que se deba de cerrar todos los colegios pagados. Todos pensamos en que debe haber una fiscalización mayor para que no se lucre y se debe dignificar la educación pública y se debe desmunicipalizar.

La Girouette y el lucro

¿En tu casa cómo recibieron la noticia de que vas a ser dirigente estudiantil?
En mi casa ha sido un buen recibimiento de la noticia, yo estoy feliz. La verdad es que todos mis hermanos han participado desde la universidad en el movimiento estudiantil, desde apoyar la manifestación en las calles hasta tener una posición clara y crítica sobre la educación en Chile, así que todo bien.
¿Cómo se toma en el colegio la inclusión en esta organización estudiantil ¿Lo comparten o da lo mismo lo que digan?
Bueno, nosotros creemos que en las organizaciones estudiantiles autónomas e independientes. Por ejemplo, señalarlo de manera concreta, nosotros queremos que se derogue el decreto 524 de Centros de Estudiantes, para que de esa forma las organizaciones estudiantiles tengan un carácter no sólo autónomo, sino que un carácter democrático. Es algo autónomo y con el apoyo del estudiantado del colegio. Ellos saben.
¿Cómo han visto ustedes el conflicto de la evasión de impuestos en tu colegio?
En ese sentido, te repito, nosotros repudiamos todo tipo de lucro, de la misma manera en que repudiamos la evasión tributaria de parte de cualquier colegio. Y claro po, si eso pasa por una concepción de la educación que debe salir del mercado e ingresar a los derechos.
El presidente del Centro de Padres dijo que en la administración de la plata del colegio no se metían y que mientras no les enseñaran cómo evadir impuestos en clases, no había problema.
En ese sentido nosotros no estamos de acuerdo y lógicamente nos corresponde tener una visión de lo que pasa en el colegio, como lo que pase en carácter administrativo de cualquier colegio que participe de la Cones. Y obviamente la opinión lo tenemos clara y rechazamos este tipo de prácticas. Nosotros no compartimos la posición. Eso de no tener opinión porque era algo administrativo… es un tema que lógicamente nos preocupa y lo rechazamos tajantemente.
¿Desde tu cargo vas a impulsar que se sigan sumando otros colegios particulares pagados?
Claro, de eso se trata. Nosotros estamos en pos de la transversalización de nuestras demandas. En ese sentido estamos trabajando en hacer invitaciones a colegios particulares pagados e incluyendo a nuevos actores de a poco.
¿Qué esperas tú de lo que podría ocurrir, eventualmente, de reunirse con el ministro Eyzaguirre?
Nosotros seguimos en un proceso de diálogo de nuestra asamblea, nosotros estamos evaluando la invitación que se nos ha hecho. Queremos aclarar que nosotros siempre hemos estado abiertos al diálogo, pero que la historia del movimiento estudiantil desde el año 2006 nos ha enseñado a ser precavidos y por eso nos hemos tomado tiempo.
Fuente: www.theclinic.cl